San Pedro Sula, Honduras
octubre 29, 2020 9:56 PM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

Aeropuertos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Ilsa Trinidad Díaz Espinoza
ilsadiaz_zelaya@yahoo.com 

El 28 de sep­tiembre se vence el con­trato de admi­nistración de Aeropuer­tos de Honduras, después de 20 años de manejar en su totalidad los aeropuer­tos comerciales y más im­portantes del país por una sola empresa. Sin embar­go, el Gobierno está to­mando la decisión de un convenio de transición, entre comillas, hacién­dose acompañar por una propuesta del BID en con­dición de acompañante o de garante de la dirección de las operaciones futu­ras, mientras se prepara una nueva concesión por 30 años.

Mientras tanto el CO­HEP ha presentado una opción del manejo aero­portuario, representando a un grupo de empresa­rios y ciudadanos que se ofrecen hacerse cargo del proyecto creando una or­ganización sin fines de lu­cro, en lugar de la Alianza Público Privada que ofre­ce el Estado a un año de vencerse el periodo elec­toral del mismo, y quién sabe qué decisiones se to­marían en el futuro sobre este tema tan interesante e importante para el desa­rrollo del país.

En otros países, los aeropuertos pertenecen a las ciudades donde es­tán establecidos. En Hon­duras tenemos un ejem­plo negativo que sucedió cuando la Municipalidad de San Pedro Sula consi­guió, mediante una tran­sacción con la Tela Rail Co., la propiedad del her­moso terreno donde se ubica el aeropuerto de la ciudad, conocido inicial­mente como La Mesa, el entonces alcalde muni­cipal, don Felipe Zelaya, acompañado de una pres­tigiada corporación con­formada con distinguidos regidores, construyeron la primera pista que du­ra hasta la fecha, pero su­cedió que el Gobierno no le daba permiso para que pudiera recibir vuelos in­ternacionales y entonces el pueblo se levantó gra­cias a una campaña radial y del Comité Sampedra­no de Mujeres, y otras or­ganizaciones civiles, has­ta que Aeronáutica Civil tuvo que soltar el permi­so para cielos abiertos, posteriormente en otros gobiernos se llevaron el aeropuerto a Tegucigal­pa, hasta que lo dieron en concesión a la empre­sa que hoy lo explota con grandes rendimientos y poca obra de expansión.

La ciudadanía se pregunta, ¿quién está detrás de este nuevo despojo? ¿Cuándo les de­volverán a sus pueblos lo que legalmente les pertenece como propietarios de un derecho ga­nado con creces, por su creci­miento y méri­tos propios?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad