San Pedro Sula, Honduras
enero 16, 2021 6:04 AM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

Orzuelos en niños: ¿Cuál es el mejor tratamiento?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

La aparición de orzuelos en ni­ños es una situación incómoda y molesta, tanto para las criaturas como para las personas adultas que les cuidan. Pero es muy habi­tual. Se trata de una anomalía bac­teriana, común y de mucha inci­dencia en los primeros años de vi­da.

Este trastorno no representa ningún peligro en la mayoría de los casos. El problema suele estar en la incomodidad que le causa a los pequeños, a quienes les cuesta tolerar el picor y el dolor que pue­de ocasionarse.

Los orzuelos suelen tener una corta existencia, puesto que lo más común es que desaparezcan por sí solos en un período de dos a siete días. Sin embargo, mientras están presentes, producen dolores, ar­dor y picazón.

Esas molestias llevan a los más pequeños a rascarse y frotarse mucho la zona, lo cual está con­traindicado, ya que podría favore­cer una sobreinfección bacteria­na que derive en una conjuntivi­tis. Esto constituiría una compli­cación con otro abordaje terapéu­tico diferente.

Para tratar las incomodidades de los orzuelos en niños es funda­mental la tarea conjunta de mayo­res y menores. Lo ideal es mante­ner la zona ocular limpia y sin to­carse con insistencia, para preve­nir infecciones.

Para aliviar las molestias que provocan se pueden aplicar com­presas humedecidas con agua ti­bia durante diez o quince minutos.

Estas compresas, que siempre deben hacerse con gasas, toallas suaves o lienzo limpio, también pueden elaborarse con una infu­sión de manzanilla. Si el procedi­miento se lleva a cabo tres o cua­tro veces al día, el orzuelo se qui­tará con mayor prontitud y se ali­viarán las molestias.

Si los orzuelos son recurrentes, o el que ha aparecido en primera instancia no remite debe realizar­se una consulta pediátrica. Es vital tener en cuenta que la salud oftal­mológica de los más pequeños es muy importante.

El pediatra, además de hacer las recomendaciones de higiene, pue­de recetar alguna pomada, o bien un colirio antibiótico. Incluso es común que se prescriba el lavado con jabones líquidos, en especial formulados para la zona afectada. A veces, también se indica la inges­ta de algún fármaco por vía oral. MEJOR CON SALUD

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad