San Pedro Sula, Honduras
octubre 25, 2020 10:27 AM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

FRANCAMENTE: Solo unidos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Ilsa Trinidad Díaz Espinoza
ilsadiaz_zelaya@yahoo.com 

La vida nos ha cambiado a to­dos, el corona­virus ha llega­do a rodear con su brazo destructor al mundo ente­ro. Nosotros, en la querida patria, estamos empezan­do a conocer sus estragos y avances.

No ha respetado países poderosos, rei­nados, y continentes, en este pequeño ist­mo centroamericano también tenía que lle­gar. Honduras es pre­cisamente el centro de la cadena que une el Norte con el Sur de las Américas.

Dentro de todo, tene­mos que darle gracias a Dios a todos aquellos que se han lanzado al frente para acompañar al gobierno que no pue­de hacerse cargo el so­lo, de tan inmensa ta­rea. Los médicos, mu­jeres y hombres, estu­diantes de medicina, enfermeros, aseadores, cocineros, voluntarios, están inmersos en la ta­rea hermosa de salvar vidas preciosas que lle­gan a sus manos.

Afuera, están autori­dades nacionales y loca­les, voluntarios, empre­sarios industriales, to­dos ellos, dignos de to­do reconocimiento, pe­riodistas valientes, que se juegan la vida frente a los hechos o al frente de los diarios, la radio, de la televisión, el in­ternet. maestros, alcal­des, científicos y, en fin, todo un conglomerado que conforma el ejér­cito de valientes que la historia premiará.

Para los de la terce­ra edad, como la que es­to escribe, sus ochenta años, no le prohíben es­cribir, gritar y orar pa­ra que Dios salve a to­da la humanidad.

Mi empleada quien es oriunda de El Me­rendón, me hizo una pregunta: ¿Por qué Dios está enojado? No hay duda, le contesté, que en nuestros días se hacen muchas ma­las acciones, violen­cia, abortos, corrup­ción, robos, estafas, y ojalá que este aire que está soplando es­tos días, se lleve todo eso, y nos vuelva más comprensivos, solida­rios, amantes de la paz, honestos, emprende­dores, descubrido­res científicos de alto rango, misericordio­sos, y seguidores de la palabra de Dios, pues en cualquier rinconci­to podemos invocar­le, pedirle perdón , y darle alabanza, por to­do lo que nos ha dado, nosotros no hemos sa­bido cuidar ni valorar. ¡Él es bueno y miseri­cordioso!

SOLO UNI­DOS podemos salir bien li­brados de esta pandemia, no tengamos mie­do si de verdad creemos en Jesús, nos dará el verdadero milagro de LA UNIDAD.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad