Unos mil migrantes aceptan visa humanitaria mexicana

Fecha:

Compartir:

Una parte de la caravana rechazó que México les otorgara un permiso migratorio humanitario y continuó su trayecto.

PODRÁN ESTAR POR UN AÑO EN EL PAÍS AZTECA

MÉXICO. Cientos de mi­grantes hondureños comenzaron a ingresar ayer a este país al cru­zar la frontera después de descan­sar en Guatemala, para continuar su travesía hacia Estados Unidos, donde buscan escapar de la po­breza y violencia que los agobia en sus sus naciones.

Muchos de ellos pernoctaron sobre el piso de cemento del par­que de Tecún Umán, ciudad gua­temalteca fronteriza con Méxi­co, aguardando la luz de día para emprender el camino que los lle­ve hasta el sur de Estados Unidos.

Algunos prefirieron no espe­rar y varios cientos entraron ile­galmente a México, pero la mitad de los casi 2,000 migrantes hondu­reños ya aceptó acogerse a un be­neficio del gobierno mexicano de brindarles una pulsera que sirve como pase especial para perma­necer un año en ese país.

Lo mismo ocurrió con una ca­ravana de unos 200 salvadoreños que partió el miércoles pasado, la mayoría de los cuales ingresó a México.

Los migrantes formaron lar­gas filas en Migración para obte­ner la “tarjeta humanitaria”, que les permite ingresar legalmente, tener empleo, educación y servi­cios de salud básicos en territorio mexicano.

RECHAZAN PERMISO

Un grupo rechazó el permiso humanitario y continuó su cami­nata sobre la carretera que condu­ce a Tapachula, la ciudad más cer­cana a la frontera, la mayoría cu­briéndose la cabeza con gorras y llevando mochilas a la espalda con sus escasas pertenencias.

“¡Lo logramos, lo logramos!, gritaban los migrantes en su an­dar por la orilla de la carretera, donde desde muy temprano pe­gaba fuerte el sol.

“Vamos a ver si agarramos el tren para seguir adelante”, añadió Juan Carlos, al reconocer que no tiene claro cómo recorrerá miles de kilómetros para llegar a uno de los puntos fronterizos de México con Estados Unidos.

La directora de Control y Ve­rificación Migratoria del Institu­to Nacional de Migración (INM), Ana Laura Martínez de Lara, acla­ró que el ofrecimiento de otorgar las tarjetas de “visitante por ra­zones humanitarias” a migrantes centroamericanos “es una excep­ción, y solo es para esta carava­na”.

De los casi 2,000 integrantes de la caravana, el jueves anterior las autoridades mexicanas entrega­ron 969 pulseras a igual número de personas para recibir en cinco días las tarjetas humanitarias: 155 son ciudadanos de El Salvador, 39 de Guatemala, 866 de Honduras y nueve de Nicaragua. AFP

 

spot_img

Noticias Relacionadas

Panamá confirma el primer caso de viruela del mono

Ciudad de Panamá, (EFE). Las autoridades sanitarias de Panamá confirmaron este martes el primer caso de viruela del...

“La gente estaba gritando”: Sobreviviente habla sobre la tragedia en tráiler en Texas

EEUU. Una migrante sobreviviente de la tragedia de Texas, relató la pesadilla que vivió en el interior del...

“Señora, tenemos un nombre”, el drama de la viuda de migrante muerto en Texas

México (EFE).- El instinto de la mexicana Guadalupe Lizbeth Ramírez le decía que su esposo Marcial Trejo estaba...

Suben a siete los muertos por tiroteo en desfile del 4 de julio en EEUU

Washington, EEUU (EFE).  El número de víctimas mortales del tiroteo masivo en un desfile del 4 de julio...