San Pedro Sula, Honduras
enero 24, 2021 10:45 PM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

Vigilante y un asaltante mueren en cruce de balas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Las autoridades manejan dos hipotésis que actualmente son trabajadas por detectives de la DPI para esclarecer hecho criminal.

SAN PEDRO SULA. Dos personas perdieron la vida de manera violenta y otra resultó herida luego de suscitarse una balacera en el barrio Suyapa de esta ciudad.

El tiroteo ocurrió exactamente en un restaurante localizado en la 12 calle, 14 avenida, de la conocida Zona Viva, donde murió un guardia de seguridad del negocio identificado como Manuel Antonio Martínez Ortez (30), mientras que en un centro asistencial privado cercano pereció un supuesto asaltante o sicario quien respondía al nombre de Cristian Lemus Mejía (22).

Hasta el momento la Policía maneja dos versiones; la primera es que el ataque criminal tendría como objetivo ultimar al propietario del negocio del cual las autoridades omiten su nombre por razones de seguridad, quien también resultó herido.

Además, que durante la balacera, el guardia y su patrón repelieron el ataque protagonizado por dos supuestos sicarios y lograron herir a uno que posteriormente falleció.

Mientras que la segunda versión es que presuntamente dos individuos ingresaron al local con el objetivo de asaltar a los presentes; sin embargo, ambas versiones están siendo trabajadas por agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

LAMENTAN MUERTE

Familiares del guardia Manuel Antonio Martínez, llegaron ayer a la morgue del Ministerio Público (MP) a retirar su cadáver y en medio de la consternación lamentaron que el ahora occiso quien hace tres meses había llegado a San Pedro Sula, en busca de una oportunidad de empleo haya perecido de esa manera.

“Él se vino de Santa Bárbara, porque en ese lugar no hay fuentes de trabajo y tenía a su familia que mantener, pero solo llegó a fracasar”, lamentaron. Comentaron que éste les comentó que estaba alegre, ya que había comenzado a trabajar como guardia en un restaurante, y les expresó que les estaría enviando dinero para los gastos.

“Él era buena persona, un hombre sano, trabajador que no tenía problemas con nadie”, recordaron.

Manuel Antonio Martínez Ortez, era vigilante.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad