San Pedro Sula, Honduras
enero 23, 2021 1:25 PM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

La basura de un hombre es la riqueza de otro; reciclaje es un negocio rentable

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

 Muchos han podido criar a sus hijos y hacerse de algunos bienes para vivir mejor. Además, contribuyen al medioambiente.

Cada vez son más los ciudada­nos que se dedican a reciclar de­sechos de diferentes productos, mientras para unos es basura pa­ra otros es el medio de vida que les permite generar ingresos y susten­tar a sus familias.

“Alisto la carreta con mi caba­llo desde las seis de la mañana, car­go el producto y me vengo desde la aldea El Carmen hasta el barrio la Guardia. Tardo hora y media en llegar. Tengo siete años de reciclar para vender, y no me quejo porque es un negocio muy bueno, he com­prado dos bestias y dos carretas pa­ra movilizarme, pues antes andaba a pie”, manifestó Claudia Madrid.

Otro reciclador es don Domin­go Centeno. Dice sentirse muy or­gulloso de ser “indígena” pues tie­ne sus orígenes en la tribu Jicaque del departamento de Yoro.

Tuvo la oportunidad de venir­se a San Pedro Sula hace 45 años y desde entonces ha aprovechado toda clase de desechos para hacer dinero y pagar los gastos de su casa.

“Con este negocio he visto a muchos prosperar, varias perso­nas jalaban su producto en bici­cleta, ahora tienen hasta dos ca­rros, porque hay empresas muy buenas que se dedican a comprar­nos el material, vendo una vez por semana y traigo 300 libras”, afirmó Centeno.

Los emprendedores del recicla­je recolectan nylon, cartón, alumi­nio, botellas de plástico y de vidrio, hierro, cobre y bronce. Las empre­sas que requieren de estos produc­tos lo pagan por libra y el precio de­pende del material. Por ejemplo, el hierro a 14.25, lempiras la libra; el nylon blanco a 4.50; y el de color a 7 lempiras la libra.

“Vivo en El Ocotillo, del crema­torio que hay ahí saco los materia­les para traerlos a la ciudad y ven­derlos. El estudio de mi hija lo pa­go de estas ventas, tengo dos años de dedicarme a este negocio y ca­da vez veo más gente con enormes bolsas o sacos repletos para tener dinero y llevar comida a las casas”, expresó Nohemí Rodríguez.

MEDIOAMBIENTE

Los recolectores aseguraron que no solo ayudan a sus fami­lias sino que también protegen el medioambiente, evitando la conta­minación producida por los dese­chos que muchas personas tiran en las calles y solares, lugares de don­de ellos se abastecen.

Miguel Pineda, tiene 10 años en el rubro y comentó que es un nego­cio que cada vez se extiende más y sirve de protección para la salud de los habitantes.



Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad