San Pedro Sula, Honduras
diciembre 2, 2020 12:44 AM

Publicidad

CLIMA SAN PEDRO SULA

Empresas pagaron al estado L10,000 millones por el 1.5%

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Compartir

Armando Urtecho: al empresario lo consideran casi un delincuente.

En los últimos cuatro años el sector privado calcula que, por 1.5 por ciento de Impuesto Sobre la Renta, las empresas han pagado aproximadamente diez mil millones de lempiras al gobierno. Con el 1.5 por ciento se gravan los ingresos brutos de las unidades productivas con ventas mayores a diez millones de lempiras por año.

Fue concebida para combatir la evasión fiscal, bajo el supuesto que las empresas que declaran ventas millonarias no pueden estar reportando pérdidas.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) exige su derogación y no la revisión como promete el Poder Ejecutivo. El gobierno ya cuenta con estos ingresos al quedar establecido así en el Presupuesto General de la República 2018. Una de las propuestas de la Secretaría de Finanzas es revisar por rubro, pero que las empresas se comprometan por escrito a crear determinado número de empleos.

En cambio los empresarios sostienen que han dejado de crear unos 200 mil puestos, dato que sale al dividir 10,000 millones erogados, entre 50,000 lempiras que se requieren para crear un empleo.

Se conoció que una cadena de supermercados está entre conti- nuar o irse a la quiebra, aduciendo baja rentabilidad luego de cuatro años de estar pagando el 1.5 por ciento al fisco.

YA NO ES NECESARIO

Para algunos dirigentes de la iniciativa privada, el 1.5 por ciento fue una especie de venganza general que aplicó el gobierno al sentirse incapaz de controlar la evasión al momento de implementarlo en 2013.

“Al empresario lo consideran casi un delincuente por parte de la SAR (Servicio de Administración de Rentas), en lugar de ser el mejor colaborar que tiene el Estado.

Pero aquí nos tratan como delincuentes, creen que hay evasión”, consideró el director ejecutivo del COHEP, Armando Urtecho. Los análisis indican que a pesar que nominalmente las empresas deben pagar una tasa del 25 por ciento sobre los ingresos, al final, terminan pagando una tasa promedio del 42 por ciento, solo comparado al promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos .

Aseguran que la medida ya no es necesaria porque el SAR cuenta con herramientas para atacar la evasión, como la Facturación Electrónica y la Ley de Precios de Transferencia, por lo que podría haber llegado el momento de derogarla, a criterio del COHEP.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Compartir

Publicidad

Recientes

Publicidad

Publicidad