lunes, agosto 8, 2022

El mejor sabor de la Costa Norte

Fecha:

Compartir:

San Pedro Sula. Se cria­ron en una zona un poco conflicti­va, pero eso no les truncó sus sueños de ser chefs profesionales y de tener aspiraciones universitarias. Se trata de dos hermanos quienes se comple­mentan para hacer los mejores plati­llos de la costa norte.

Soel y Dyson Palacios son jóve­nes muy emprendedores, quienes con atrevimiento y dedicación han creado su propio negocio para hacer­le frente a la vida a través de la coci­na. El gorro para la higiene y el traje de Filipinas rojo se ha convertido en su ropa favorita al momento de ser­vir los manjares a los clientes.

“Hace cuatro años lanzamos el negocio Tatos Chefs y gracias a Dios la gente ya nos identifica. Aprendi­mos profesionalmente en la escue­la de gastronomía Hernando More­no; estuvimos trabajando con él y en varios hoteles aquí en San Pedro Su- la, pero decidimos trabajar lo nues­tro montando eventos y banquetes a domicilio”, señaló Soel, de 24 años.

Es una pasión

Mientras servían algunos delica­dos y exquisitos platillos en un cum­pleaños, contaron que lo de la cocina es algo que les encanta porque desde pequeños sus padres (María Palacios y Miguel Ulloa), les enseñaban a ha­cer diversas comidas para vender en una cafetería.

“Preparamos un promedio de 150 platos de diferentes especialidades y unas 90 boquitas, entre frías, sala­das y dulces. Manejamos un menú amplio. El más común es pechuga de pollo rellena, bistec, que es como medallón; pollo al horno con salsas madeira o salsa bechamel; o fajitas de res que es una receta rusa”, ma­nifestó Soel.

Aseguraron que todas sus comi­das les quedan exquisitas porque ya cuentan con varios años de expe­riencia y por esa razón han tenido la aceptación de sus clientes.

A sus 22 años Dyson, apuntó que trabajan “en base a recetas, pero hay ocasiones que modificamos el sa­bor para tener algo único. Asistimos a eventos variados y tenemos clien­tes en muchas partes del país”.

Deseos de superación

Dyson mencionó que siempre han vivido en la colonia Lomas del Carmen y a pesar que mucha gente la considera un sector muy peligro­so, ellos han tenido claros sus objeti­vos y han impulsado a otros jóvenes a esforzarse por sus proyectos.

“Nos hemos orientado a lo bueno. Debemos de esforzarnos por nues­tros sueños y no dejarnos caer en las malas influencias. Hemos sido jóve­nes que tenemos metas por cumplir y gracias a Dios tenemos el apoyo de la familia”, apuntó.

Estos sampedranos siguen bata­llando para alcanzar sus metas, Soel cursa la licenciatura en educación bá­sica en la Universidad Pedagógica, pero también desea estudiar turismo junto con su hermano en una univer­sidad privada. Su anhelo es tener un restaurante en la Capital Industrial.

Artículo anterior“Ayudamos a todos los pobres”
Artículo siguienteUrge el pavimento

Noticias Relacionadas

Maternidad temprana perpetúa la pobreza de niñas y jóvenes en Honduras

El alto número de embarazos en adolescentes es uno de los problemas que afronta Honduras en temas de...

Hallan huevos de cocodrilo en un río en Omoa

Al menos una veintena de huevos de cocodrilos fueron encontrados el pasado fin de semana en el sector...

Fallecen tres personas por Covid-19 en el hospital del Tórax

Tres personas fallecieron a causa del Covid-19 en el Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP), más conocido como El Tórax,...

Panamá devolverá a Honduras más de $ 1 millón incautados del desfalco al IHSS

La Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) coordinó con autoridades panameñas la devolución a Honduras de un...