viernes, agosto 19, 2022

Los “pozos» cuentan con 2,ooo inquilinos

Fecha:

Compartir:

La recién construida cárcel de máxima seguridad, conocida como “La Tolva”, ubicada en Morocelí, El Paraíso, recibió el sábado pasado 58 reos más. Con ello, ya son 2,000 presidiarios que tienen como in­quilinos ese centro y “El Pozo I” de Ilama, Santa Bárbara.

A primeras horas del sábado, la Fuerza de Seguridad Interinstitu­cional Nacional (Fusina), por pe­dido de autoridades penitenciarias, trasladó los presidiarios desde dis­tintas cárceles.

Entre éstos figuran 18 convictos del centro penal de San Pedro Sula y dos mujeres que fueron llevadas hasta la Penitenciaría Nacional Fe­menina de Adaptación Social (PN- FAS) de Támara.

Desde la Granj a Penal de El Por­venir, ubicada en La Ceiba, Atlánti- da, trasladaron a unos 15 privados de libertad, considerados de alta peligrosidad.

Asimismo, cinco hombres más fueron sacados del presidio de Te­la y dos del centro penal de La Cei- ba.También, nueve presidiarios de la cárcel de Nacaome, Valle.

Los que guardaban prisión en Nacaome fueron identificados co­mo Ángel Modesto Reyes Santos, Mártir Liborio Maldonado Chiri- nos, Francisco Isaac Oliva Sánchez, Edgardo Quiroz Herrera (alias “El Chino”) y Arnold Edgardo Jimé­nez Palma.

Además, Benigno Cisnado, Yanuario Canales Aguilar (alias “Incendio”), Johan Fernando Agui­lar conocido con el sobrenombre de “El Mínimo” y Noel Abel Mo- rán (alias “Serapio”).

Sentenciados y procesados

No todos internos que son tras­ladados están con sentencia, ya que algunos solamente han sido procesados y están a la espera de un jui­cio oral y público.

Con esos 58 reos estarían su­mando dos mil hombres internos en “El Pozo I” de Ilama, Santa Bár­bara y en “El Pozo II” o “La Tolva” de Morocelí.

La operación tomó por sorpresa a los reos que nunca imaginaron que irían a parar a “La Tolva”.

De acuerdo al Instituto Nacio­nal Penitenciario, esas acciones tienen la finalidad de mantener el control en las diferentes cárceles, que en los últimos años se habían convertido en santuarios del cri­men, pues desde las mismas se or­denaban todo tipo de delitos como extorsiones y sicariato.

Tales cárceles cumplen los es­tándares internacionales de segu­ridad y control, por lo que hasta los policías penitenciarios deben ser certificados para que no sean con­taminados.

Dos muertos

Aún así, hace poco en “La Tol­va” se registró dos muertes violen­tas y las autoridades no han escla­recido cómo es que en una cárcel de máxima seguridad los privados de libertad se matan entre sí y pro­vocan daños a las estructuras re­cién construidas bajo los estánda­res internacionales.

Se trata de César Alejandro Chavarría (19) y Julio César Oso­rio Gordon (32), miembros de la pandilla La 18.

Desde septiembre de 2016 co­menzaron con el traslado de los reos de mayor peligrosidad, parti­cularmente de la pandilla La 18 y la Mara Salvatrucha13 (MS-13), con lo que, de acuerdo a las mismas auto­ridades, se ha logrado disminuir los índices delictivos en el país.

Noticias Relacionadas

Condenado a 19 años por violar a su propia hija

Un hombre que abusó sexualmente de su propia hija biológica, fue condenado a más de 19 años de...

Diputado pide a Shin Fujiyama que apoye la construcción de puente

El diputado del Congreso Nacional (CN), Mauricio Rivera ha solicitado a Shin Fujiyama que apoye la construcción de...

Los nuevos precios de los combustibles ya fueron revelados

Buenas noticias para los hondureños, los nuevos precios de los combustibles para la otra semana ya fueron revelados. Los...

Espaldarazo a SPS y Contreras

El alcalde se reunió con los diputados en el Congreso Nacional donde expuso sobre las obras que...