Cuatro instituciones trabajarán para reducir la pobreza en el campo – El País

Cuatro instituciones trabajarán para reducir la pobreza en el campo

18 noviembre, 2019 | 1:29 pm | Nacionales
Cuatro instituciones trabajarán para reducir la pobreza en el campo

El Programa de Desarrollo Agrícola (PDAH), es un esfuerzo conjunto de varias instituciones del Estado dirigido a reducir la pobreza en el sector rural, al convertir a pequeños productores agrícolas de subsistencia, en potenciales comercializadores de sus bienes en los mercados locales e internacionales.

El Capitán de Navío, Adán Del Cid, director del PDAH, explicó que en el cumplimiento de este objetivo se involucran los esfuerzos de varios organismos estatales, entre ellos la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Finanzas (Sefin), el Instituto Nacional Agrario (INA), el Instituto de Formación Profesional (Infop), el Instituto de la Propiedad (IP), Crédito Solidario y el Instituto de Conservación Forestal (ICF), entre otros.

Este Programa tiene como objetivo beneficiar directamente a más de 60 mil familias campesinas, es decir más de 300 mil habitantes del sector rural, además de 120 mil campesinos de manera indirecta, mediante la contratación de su mano de obra, para alcanzar así a cerca de un millón de personas de la zona rural en un período de 5 años.

Cada una de las instituciones involucradas están poniendo a disposición de este nuevo programa, profesionales y experiencias para lograr el objetivo de volver al pequeño productor campesino en una unidad productora de alimentos que asegure el abastecimiento en los mercados locales, al tiempo que ayuda a familias de escasos recursos a generar ingresos para salir de su actual condición de pobreza.

Precisamente fueron los grupos campesinos organizados los que pidieron este programa al presidente Juan Orlando Hernández, y además se involucraron directamente en su creación desde noviembre del año pasado cuando comenzaron una serie de reuniones a nivel nacional para elaborar el diagnóstico y programa operativo final.

“En este esfuerzo todas las instituciones del Estado tienen la misma importancia, Sedena está aportando algo que ninguna otra institución podía contribuir, que es el personal humano que asegure la operatividad del programa, por ejemplo al ayudar al ingreso de capacitadores a zonas rurales prácticamente incomunicadas del resto del país” afirmó Del Cid.
FFAA no manejará fondos
Aseguró que NO es cierto que las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA), administrarán 4 mil millones de Lempiras como ha circulado en diferentes medios de comunicación, ya que esos recursos jamás entrarán al presupuesto de la institución castrense, además que SEFIN los entregará al programa con desembolsos anuales, solo si en cada período hay una muestra de cumplimiento de los objetivos.

El PCM que dio vida al programa es claro, al establecer que los fondos asignados pueden llegar hasta esa cantidad en un período de 25 años, pero solo si el monitoreo del cumplimiento de objetivos es satisfactorio, “todos los desembolsos, además de auditables, dependen del cumplimiento de los objetivos” añadió.

No hay sustitución

Del Cid aclaró que el PDAH no va a sustituir las labores constitucionales atribuidos a la SAG, al INA o a ninguna otra institución del Estado, porque este es un programa temporal que va a complementar los esfuerzos de esos organismos, al atender a un segmento específico de productores agrícolas, los que poseen menos de 7 manzanas de tierra y que forman parte de alguna organización campesina.

“Todos los medianos y grandes productores del campo, así como los pequeños campesinos que no pertenecen a grupos organizados, seguirán siendo atendidos directamente por la SAG” afirmó Del Cid.

El aporte de la SAG al PDAH será en la capacitación a miembros de cajas rurales, e incluso a cualquier otro grupo campesino que esa Secretaría pida incorporar al programa, para aumentar la productividad de sus tierras, protegerlos contra los efectos del cambio climático y asegurar el éxito de sus cosechas.

Mientras tanto, el INA contribuirá con el programa con su experiencia en la creación de un banco de tierras que permitirá dotar a los beneficiados con parcelas legalizadas, entre ellas, las que la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), ya ha asegurado a personas naturales y/o jurídicas que han sido vencidas en juicios relacionados con lavado de activos para el crimen organizado.

“Además tenemos a Infop, que se encargará de capacitar a los pequeños campesinos en administración de recursos, técnicas de comercialización y mercadeo de productos, e incluso a enseñarles a leer y escribir, para que estén preparados para sacar un mayor provecho al esfuerzo de su trabajo agrícola. Con el IP y Crédito Solidario se trabajará en la legalización de sus tierras y en la obtención de recursos para financiar sus emprendimientos agrícolas.

“Este es el esfuerzo gubernamental más grande que ha existido para reducir la pobreza en el sector rural, que ayude a eliminar la migración del campo a la ciudad o a países extranjeros, al tiempo de asegurar un relevo generacional en las familias campesinas que permita alcanzar la independencia alimentaria del país”, finalizó el Capitán Del Cid.

COMENTA ESTA NOTA