Antoine Griezmann, un balón de oxígeno lejos del Barça – El País

Antoine Griezmann, un balón de oxígeno lejos del Barça

13 noviembre, 2019 | 8:42 am | Deportes
Antoine Griezmann, un balón de oxígeno lejos del Barça

Saint-DenisFrancia. Lejos de sus dificultades de adaptación en el FC Barcelona, Antoine Griezmann se toma un respiro vestido de azul: el delantero sigue siendo el líder ofensivo de la selección francesa, con una pequeña falta de puntería a remediar el jueves contra Moldavia (19h45 GMT) con una clasificación para la Eurocopa de 2020 en juego.

“Habrá días mejores, otros peores, porque acabo de llegar”, decía a mediados de octubre el fichaje estrella del Barça tras una gran actuación contra Eibar (3-0). Desde entonces, ha venido días más bien grises tanto para él como para su club, que sigue esperando la conexión total del nuevo trío “GSM” (Griezmann-Suárez-Messi).

En cambio, con los ‘Bleus’ todo marcha viento en popa: en el centro de entrenamiento de la selección francesa, se ha visto en tres ocasiones esta temporada al mismo “Grizou” bromista y sonriente del Mundial de Rusia: “El mismo de siempre, siempre contento y jovial”, según el portero Steve Mandanda.

¿El parón internacional es un oasis para el Griezmann? “Cuando está en Barcelona, también es muy feliz”, dice su compañero en los dos equipos, Clément Lenglet, añadiendo que “siempre sonríe, es alguien muy simpático dentro y fuera del terreno de juego”.

– “Griezmann tiene que acostumbrarse” –

Las cifras evidencian, sin embargo, una brecha entre el rendimiento del Griezmann barcelonista y el de la selección.

En cuatro partidos internacionales esta temporada, ya ha dado tantas asistencias como en quince partidos con el Barça (tres). Y en la selección, parece estar mejor que en su club: en los últimos ocho partidos en los que ha marcado Francia, fue decisivo (siete asistencias, un penal provocado y marcado por Olivier Giroud).

“Aquí tiene sus referencias”, explica Lenglet, añadiendo que “juega como segundo atacante (…) así que tal vez es un poco más fácil para él crearse ocasiones” que en el puesto menos adaptado a él de su nuevo club.

En efecto, es difícil para el exjugador del Atlético de Madrid integrarse en la fuerte competencia del Barça, con una pareja Suárez-Messi tan cómplice, en un juego de toque único.

“Está acostumbrado a un juego un poco diferente al nuestro, donde se le pedía mucho ir al espacio”, analizó recientemente el técnico barcelonista Ernesto Valverde.

“En nuestro caso es diferente porque maduramos más la jugada, entonces es una cuestión de encontrar el timing adecuado”, afirmó Valverde, añadiendo que “los jugadores se tienen que acostumbrar a Griezmann y Griezmann se tiene que acostumbrar a encontrar el momento justo para hacerlo”.

– “No ha elegido la facilidad” –

El seleccionador Didier Deschamps, que lo ha convertido en su hombre clave desde septiembre, en ausencia de figuras como Paul Pogba y N’Golo Kanté (o Hugo Lloris en octubre) y la estrella Kylian Mbappé, rechaza alarmarse por su jugador, que ha sido titular en 24 ocasiones con la selecciones en la actual serie.

“Está allí (en el Barcelona) porque tiene el talento y la calidad (…) Eso no se hace de la mañana a la noche”, asegura el técnico de los campeones del mundo.

“No ha elegido la facilidad, se desafía a sí mismo (…) pero su estado anímico y su calidad hacen que incluso estando algo peor está siempre ahí en un equipo”, añadió.

No obstante, “DD” debe confiar en el fondo en que Griezmann ponga fin a su sequía goleadora con los ‘Bleus’.

En efecto, el barcelonista no ha marcado en los últimos seis encuentros internacionales, su mayor parón desde hace cuatro años con la selección.

Difícil correlacionar esta situación con la que vive en su club – donde ha marcado cuatro veces desde octubre – pero el hecho de haber fallado dos penales en septiembre, contra Albania y Andorra, no ha debido ayudar a su confianza.

Contra Moldavia el jueves y en Albania el domingo para el fin de los clasificatorios para la Eurocopa de 2020, será una buena ocasión para que “Grizou” se reencuentre consigo mismo.

AFP

COMENTA ESTA NOTA