Entre bendiciones las “Tres Marías” celebran a sus 15 años – El País

Entre bendiciones las “Tres Marías” celebran a sus 15 años

4 noviembre, 2019 | 5:30 am | Nacionales
Entre bendiciones las “Tres Marías” celebran a sus 15 años

Las trillizas junto a sus padres, María Eva Romero y Antonio Rodríguez durante la celebración de los 15 años

NACIERON EN UNA ÉPOCA EN LA QUE NO SE LOGRABAN ESOS EMBARAZOS

Celeste sueña con ser chef profesional, le gusta cocinar y ya lo hace para su familia. Mientras que Dulce aspira a ser diseñadora alta costura y a Linda le gustaría ser repostera y tener su propio negocio. 


VILLANUEVA, CORTÉS. Hace 15 años el pueblo hondureño celebraba la llegada de las “Tres Marías”, las trillizas, quienes nacieron en el hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula por medio de una cesárea, hoy se han convertido en unas adolescentes de éxito residentes en una comunidad de Villanueva.

Sus padres, María Eva Romeo y Antonio Rodríguez quienes, luego de haber procreado a tres hijos, dos niños y una niña, soñaban con tener otra niña, “para tener dos parejitas” y tras siete años de su último embarazo de ese entonces, los padres recibieron la noticia de que un nuevo bebé venía en camino.

Tras unas pocas semanas de gestación la feliz madre empezó a sentir malestares, la mayoría intensos y desconocidos para una mujer experimentada, quien ya había tenido tres hijos, Ronald, Karen y Darlin, quienes en ese entonces tenían 11, ocho y siete años respectivamente.

Aunque los médicos aseguran que cada embarazo es diferente, el instinto materno de la señora Romero la alertó.

“Me estaba sintiendo muy mal de salud, eso no era normal, no era posible que un embarazo me tuviera así, entonces decidimos ir al médico y me hicieron un ultrasonido, llamaron a mi esposo que estaba afuera y nos dijo que viéramos la pantalla, que eran tres bebés”, dijo Eva.

En ese momento, ambos padres experimentaron sentimientos encontrados, por un lado la felicidad de tener tres hijos más, pero por otro lado la gran responsabilidad de criar y mantenerlos.

“Cuando me dijeron me llevé las manos a la cabeza, pensé tantas cosas, entre ellas que ojalá fueran niñas, teníamos miedo pero al mismo tiempo confiamos en Dios, sabíamos que él tenía un propósito con nuestra familia”, dijo el padre de las trillizas.

Las “Tres Marías” junto a su hermana mayor Karen, con su traje de danzarinas en la Iglesia de Dios. / Posando entre rosas María Celeste, Dulce María y Linda María.

ALUMBRAMIENTO

El momento del parto llegó, el 30 de septiembre de 2004, no fue un proceso sencillo porque había tres productos, pero finalmente nacieron las “Tres Marías”, Dulce María, Linda María y María Celeste. El hecho llamó mucho la atención de la población hondureña, el nacimiento fue publicitado en diversos medios de comunicación a nivel nacional.

“Para ese entonces había muchos nacimientos de siameses y se dieron mucho los trillizos pero no se lograban, entonces el que ellas tuvieran éxito era bueno, la gente escuchaba y venía a conocerlas”, dijo Eva.

“Don Abraham Andoni, quien nos regaló leche por unos años, nunca voy a olvidar ese gesto, igual que el de don Antonio Rivera y de todos aquellos que se tomaron algún tiempo para compartir con mis hijas, desde la ayuda más grande hasta la más pequeña”, agregó la madre.

Sin embargo, los meses pasaron y la efervescencia de la noticia bajó, por lo que la responsabilidad económica que se debía cumplir con los nuevos miembros de la familia era aún más latente.

Y 18 meses después del nacimiento, el progenitor de las trillizas emigró ilegal a Estados Unidos, su límite fueron tres años, pues no podía estar alejado de su familia. El reto era grande para esta ama de casa y el tejedor de hamacas, ya que además de sus seis hijos, bajo su techo vivían algunos hermanos de Eva, luego que el padre de éstos muriera.

“Durante estos 15 años hemos pasado muchos momentos difíciles, dificultades económicas, pero hemos vistos las maravillas de Dios en nuestras familias, nos refugiamos en él y hoy tenemos muchas bendiciones en nuestras vidas”, dijo Romero.

Las tres bellas niñas nacieron en el hospital Mario Catarino Rivas.

Dulce, Linda y Celeste, como son conocidas en su comunidad, no esperaban una fiesta de cumpleaños, pero sus tíos, quienes se criaron con sus padres, decidieron no pasar desapercibido el momento tan soñado para unas señoritas.

“Nosotros sembramos y cosechamos en abundancia, no me arrepiento de haber apoyado a mis hermanos cuando nuestro padre murió, ellos fueron quienes nos apoyaron en esta pequeña fiesta, la cual disfrutamos con familia y amigos”, agregó.

Y fue así que recientemente, vestidas de amarillo, rosado y azul, las trillizas festejaron sus 15 años, entre risas y lágrimas por la ausencia de sus tíos, quienes las sorprendieron con un audio vía redes sociales.

Las adolescentes cursan el noveno grado y son excelencia académica en el Instituto Unión y Esfuerzo, de Villanueva. María Celeste sueña con ser chef profesional, asegura que le gusta cocinar y ya lo hace para su familia.

Mientras que Dulce María aspira a ser diseñadora alta costura y a Linda María le gustaría ser repostera y tener su propio negocio, Los Rodríguez Romero viven agradecidos con Dios, por mantenerlos unidos y aseguran que cuando les toca reír lo hacen juntos y hasta el cansancio, al igual que cuando les toca llorar.

COMENTA ESTA NOTA