“Yo no mando a jugar a reservas” – El País

“Yo no mando a jugar a reservas”

22 octubre, 2019 | 5:50 am | Deportes
“Yo no mando a jugar a reservas”

Pedro Troglio sale al paso de los rumores que tiene varios jugadores de primera jugando en el equipo que dirige Óscar Salgado. 

TEGUCIGALPA. Pedro Tro­glio aclaró los rumores que dicen que hay problemas con Brayan Bec­keles, ya que el ex Necaxa de Méxi­co juega poco con Olimpia.

“Yo dije que hay 30 jugadores y que el que juega está feliz y el que no debe estar molesto, pero yo no tuve ningún problema. Yo no tengo problemas con nadie porque no soy ningún jodido, yo lo único que ha­go es poner y quitar jugadores. Yo tengo un corazón de madera para el fútbol y un corazón para mi fa­milia, sino me voy a enojar con to­dos”, explicó.

También consideró que “puede ser que el jugador no esté contento porque no le toca jugar, pero no he tenido ninguna discusión, ni nada”.

Pedro Troglio además dejó cla­ro que “nunca Bryan (Beckeles) me reclamó porque no juega, nunca me vino a pedir explicación ni nada. Debe estar molesto, fastidioso co­mo cualquier jugador que no juega, pero yo soy muy claro tampoco le doy explicaciones cuando los pon­go a los jugadores. Yo te pongo y te saco y no hay ningún jugador que deje a Messi fuera del banco”.

En la era Troglio, hay varios fut­bolistas que entrenan con el plan­tel de primera división, pero juegan con las reservas melenudas.

Elmer Güity, Ovidio Lanza y Axel Gómez son los futbolistas que trabajan con el entrenador argenti­no sub campeón del mundo en Ita­lia 1990.

“Salió que yo los mandé a jugar a las reservas, yo no mando a ningún jugador a jugar a reservas, es una de­cisión personal de los jugadores. Pa­ra mí si entrenan conmigo está bue­no porque lo hacemos a una alta in­tensidad y el jugador que no está en­tre los 18 y quiere ir a jugar a las re­servas, tiene solo que hablar con el profe Óscar (Salgado) y si él quie­re no hay ningún problema, pero yo no mando”.

EL DATO

Harold Fonseca es el menos go­leado, apenas ha recibido tres go­les en nueve partidos (810 minu­tos) disputados, permitiendo un gol cada 270 minutos.

COMENTA ESTA NOTA