FRANCAMENTE: El ferrocarril… ¿regresa de nuevo el caballo de hierro? – El País

FRANCAMENTE: El ferrocarril… ¿regresa de nuevo el caballo de hierro?

7 octubre, 2019 | 4:10 am | Columnistas
FRANCAMENTE: El ferrocarril… ¿regresa de nuevo el caballo de hierro?

Ilsa Trinidad Díaz Espinoza
ilsadiaz_zelaya@yahoo.com

El eminente hondureño a quien se le han nega­do los reconocimientos que se merece es don León Alvarado (1819-1770). Escri­bió unos pensamientos sobre la construcción del ferrocarril. Juz­guen los hondureños de hoy, le­tra por letra expresada en su pre­sidencia cuando lo presentó en el Congreso Nacional.

Sin pensar en lo que ocurriría dijo: “Yo creo que, con la empre­sa del ferrocarril, la industria, hija de la agricultura, formará con és­ta una doble producción. Yo creo que, con la empresa del Ferroca­rril, el comercio ligará siempre a los pueblos. Yo creo que, con la empresa del Ferrocarril, Hon­duras asegurará a todos sus hijos educación. A todos los trabajado­res buenas retribuciones. A todas las mujeres, protección. A todos los débiles, una providencia. ¡Oh! Realizad esta idea.

Ahora, las últimas noticias nos han sorprendido cuando se habla de proyecto nuevo. Esta vez des­de México hasta llegar a Panamá. La verdad es un gran sueño que otros han tenido para el Istmo de Tehuantepec. En una reunión ce­lebrada en 1992 entre los presi­dentes de aquel tiempo, Serra­no Elías de Guatemala; Alfredo Cristiani de El Salvador, y Rafael Leonardo Callejas, de Honduras, se trató de que México estaba pi­diendo llegar con su famoso tren “La Bestia” y penetrar hasta Te­cún Umán para recoger la carga de Centroamérica y entregar la de México y USA.

Los presidentes hablaron de reparar el ferrocarril que toda­vía cruza en malas condiciones Guatemala, y El Salvador que tie­ne lo suyo. Honduras lamentó el haber cancelado el ferrocarril por la costa, pasando por Omoa hasta Puerto Cortés y cuya infraestruc­tura aún existía.

Desgraciadamente, del labe­rinto del ferrocarril bananero pa­ra su servicio de carga de bana­nos, los gobiernos se olvidaron y llevaron a la situación actual.

Sin buscar la integración que anhelaron nuestros próceres, ca­da quien ha hecho lo suyo. Pana­má está construyendo otra esclu­sa a toda prisa, porque sabe que nunca va a dar cumplimiento a los enormes cargamentos asiáticos. Costa Rica construyó un moder­no puerto en Limón; Nicaragua pretendió un paso por el lago que fue un fracaso; Honduras ha he­cho grandes adelantos en carrete­ras y mejoramientos en puertos, pero falta que lo haga en Castilla y Amapala, que es un reclamo ur­gente de los asiáticos. Honduras y Guatemala han abierto sus adua­nas, lo cual es un gran avance en materia de comercio.

Si lo que ha anuinciado el pre­sidente del Banco Centroameri­cano fuera cierto, se vería hecho realidad los ideales de don León Alvarado. Tito Livio Sierra, que al igual que nosotros y muchos hon­dureños, soñamos con el ferro­carril centroamericano y sin que Honduras deje ir de nuevo sus proyectos de carreteras y Puer­to de Amapala y en Puerto Casti­lla. Esta vez no se olviden del mo­derno proyecto.

¡EN DIOS Y EN MANOS DE PO­LÍTICOS VISIO­NARIOS, IN­TELIGENTES Y HONESTOS LO DEJAMOS!

COMENTA ESTA NOTA