EE.UU. pide a dos miembros de misión cubana ante ONU que abandonen el país – El País

EE.UU. pide a dos miembros de misión cubana ante ONU que abandonen el país

20 septiembre, 2019 | 2:10 am | Columnistas
EE.UU. pide a dos miembros de misión cubana ante ONU que abandonen el país

por Ariela NAVARRO

Estados Unidos pidió ayer a dos diplomáti­cos cubanos acredita­dos ante la ONU que abandonen el país de forma “inmi­nente” tras acusarlos de “activida­des perjudiciales para los intereses nacionales”; una decisión que La Habana calificó de “injustificada”.

“El Departamento de Estado notificó ayer al Ministerio Cuba­no de Relaciones Exteriores que Estados Unidos exige la salida in­minente de dos miembros de la Misión Permanente de Cuba an­te la ONU por abusar de los pri­vilegios de su residencia”, dijo en un comunicado la diplomacia es­tadounidense.

La portavoz del Departamen­to de Estado, Morgan Ortagus, di­jo en un tuit, que después fue bo­rrado, que los diplomáticos parti­ciparon en “actividades perjudi­ciales para los intereses naciona­les de Estados Unidos”.

El Departamento de Estado también pidió al resto de los diplo­máticos de la misión cubana que permanecieran en la isla de Man­hattan, en Nueva York, donde es­tá la sede de la ONU.

La misión permanente de Cuba ante la ONU está compuesta por 16 funcionarios.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, rechazó la decisión, la que calificó como “injustifica­da” y señaló que “la imputación de que realizaron actos incompa­tibles con status diplomático” es una calumnia.

Por su parte la ONU dijo que tomó nota de la situación. “Esta­mos siguiendo de cerca este tema y nos dirigiremos de forma apro­piada a los gobiernos concerni­dos”, precisó Stephane Dujarric, el portavoz del secretario gene­ral de la ONU, António Guterres.

Estados Unidos y Cuba tuvie­ron un histórico acercamiento en­tre 2014 y 2016, cuando se resta­blecieron las relaciones diplomá­ticas -rotas tras el triunfo de la re­volución en 1959- durante el go­bierno del presidente estadouni­dense Barack Obama.

Pero con la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump en 2017, los lazos volvieron a congelarse.

“Vamos a seguir investigando a cualquier otro funcionario que haya estado manipulando los pri­vilegios de su residencia”, dijo en un comunicado el Departamento de Estado.

En el centro del deterioro de las relaciones figura el apoyo de Cuba al gobierno de Nicolás Ma­duro en Venezuela, que Estados Unidos busca atajar con una bate­ría de sanciones que han perjudi­cado a la economía de la isla.

Entre las sanciones estadouni­denses impuestas este año a Cuba figuran la prohibición de los via­jes de crucero, la limitación de las remesas familiares y la activación del título III de la ley Helm-Bur­ton, que permite demandar en tri­bunales estadounidenses a em­presas extranjeras que adminis­tren bienes que fueron naciona­lizados por la revolución cubana.

– “Endurecer el  bloqueo” –

Para el canciller cubano la de­cisión de Estados Unidos tiene co­mo objetivo “provocar una escala­da diplomática que lleve al cierre de Embajadas bilaterales, endure­cer aún más el bloqueo y crear ten­siones entre ambos países”.

Como la sede de la ONU está en Nueva York, Estados Unidos tiene la obligación de otorgar vi­sas a los Estados miembro para permitir que sus delegados asis­tan a las reuniones o que repre­senten a sus países de forma per­manente.

Pero en algunas ocasiones las autoridades estadounidenses uti­lizan un margen de maniobra pa­ra restringir el movimiento de fun­cionarios de países que tienen pug­nas con Washington como Corea del Norte, Venezuela e Irán.

En julio Estados Unidos dio al je­fe de la diplomacia iraní, Mohamad Javad Zarif, una visa de entrada pa­ra participar en una reunión de la ONU que limitaba su circulación a un perímetro en torno a la sede del organismo internacional, en el este de Manhattan.

“Nosotros tomamos muy en se­rio todos y cada uno de los inten­tos contra la seguridad nacional de Estados Unidos”, dijo Ortagus. Es­te anuncio se produce en momen­tos en que la ONU celebra su 74º Asamblea General en Nueva York.

 

COMENTA ESTA NOTA