“El Poison” es remitido a celdas de máxima seguridad de “La Jaula” en Penitenciaría Nacional – El País

“El Poison” es remitido a celdas de máxima seguridad de “La Jaula” en Penitenciaría Nacional

14 septiembre, 2019 | 1:00 pm | Sucesos
“El Poison” es remitido a celdas de máxima seguridad de “La Jaula” en Penitenciaría Nacional

Tegucigalpa.

El señalado por la autoridad policial como jefe de la Pandilla 18 en la capital, Luis Willians Izaguirre Cortez, alias “El Poison”, capturado el jueves en la colonia 14 de Marzo de Comayagüela, guardará prisión en las celdas de máxima seguridad conocidas como “La Jaula” en la Penitenciaría Nacional de Támara, mientras se sigue el proceso judicial en su contra, informó una fuente policial.

Este viernes se realizó la audiencia de declaración de imputado, en la que se le decretó detención judicial; la audiencia inicial está señalada para el dia miercoles 18 de septiembre a las 9:00 de la mañana.

El Ministerio Público acusó formalmente al sindicado por los delitos de extorsión continuada en perjuicio de un testigo protegido, portacion ilegal de arma de fuego de uso comercial, posesión de arma de fuego de uso comercial y posesion ilegal de material de guerra tipo explosivo (granada) en perjuicio de la seguridad interior del Estado de Honduras y facilitacion de los medios de transporte para el trafico ilicito de drogas en perjuicio de la salud de la poblacion del Estado de honduras

Perfil criminal

Al asumir recientemente como cabecilla de la Pandilla 18 en la capital, “El Poison” había asumido el control de todas las actividades criminales, como extorsión, dirigía los asesinatos por encargo, venta y distribución de drogas, tráfico de armas y desplazamiento forzado de familias mediante amenazas a muerte, entre otros delitos.

“El Poison” permaneció recluido durante 17 años en diversos centros penitenciarios del país, acusado por varios delitos vinculados a la estructura criminal de la Pandilla 18, y recuperó su libertad en 2018 al salir de la cárcel de máxima seguridad en Ilama (Santa Bárbara), denominada El Pozo I.

El mayor Ubaldo Rodríguez, de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas (FNAMP), dijo que “después de estar tanto tiempo preso en El Pozo, el señalado salió con la misión de retomar el control a nivel de la capital de la Pandilla 18, porque ellos se consideran de la vieja escuela de los fundadores de la pandilla en el país”.

“Él tiene un alto perfil dentro de la organización criminal. Nuestros análisis, directrices e investigaciones determinaron que él es jefe de la Mara 18 a nivel de toda la capital, Tegucigalpa y Comayagüela. Por eso hemos dado un duro golpe en beneficio de la sociedad hondureña”, apuntó Rodríguez.

El representante de la FNAMP explicó que “en particular esta captura es un caso muy especial, porque el debilitamiento que ha tenido esa organización a nivel nacional lo vuelve una figura importante, porque es de los pocos de alto perfil, de los señores, como ellos le llaman, activos”.

Con el propósito de que la sociedad comprenda aún más quién es “El Poison”, Rodríguez señaló que “por medios técnicos se pudo enlazar todas las directrices de su participación en los delitos de la extorsión, ya que él es un recolector del dinero mal habido”.

Vendrán más capturas

Rodríguez recordó que la lucha contra las maras y pandillas comprende toda una gran labor de inteligencia y planificación de trabajo, por lo que explicó que no son acciones aisladas.

“La captura nos permite seguir un hilo conductor de nuestra investigación para dar captura a otros miembros que son mandos intermedios de esta estructura criminal”, indicó el oficial de la FNAMP.

Advirtió que los trabajos de inteligencia están avanzados y que muy pronto se desarticulará toda la estructura de la Pandilla 18 que opera en un sector capitalino que será liberado de este flagelo.

Trabajo sistemático

Rodríguez resaltó que, como consecuencia de las acciones policiales de debilitamiento de la estructura criminal de la Pandilla 18, en enero del presente año José Luis Lara Rodríguez, alias “El Valiente”, falleció en Ciudad España, en el valle de Amarateca, tras enfrentarse con las fuerzas de seguridad.

La operación de la FNAMP también condujo a la desarticulación y captura de varios integrantes de la estructura criminal que operaba en todo el valle de Amarateca y un gran sector de la ciudad de Comayagüela.

Las anteriores son acciones de la operación Morazán II lanzada a finales del 2018 por el presidente Juan Orlando Hernández, con el fin de restaurar la paz en el país; ordenó que parte de los objetivos era desarticular las maras y pandillas, dando un duro golpe al flagelo de la extorsión y continuar reduciendo la tasa de homicidios, que actualmente es de 39 por cada 100.000 habitantes.

Igualmente se han producido importantes capturas de integrantes de la Mara MS-13; el último hecho es la detención y encarcelamiento de Carlos Alberto Álvarez, alias el “Cholo Houston”, cabecilla al que se le incautaron más de seis millones de lempiras producto del delito de la extorsión, dos viviendas, vehículos y lujos como una colección de relojes de marcas finas.

En un mensaje expresando decisión y firmeza de que serán capturadas y desarticuladas las pandillas causantes de la violencia que padece la sociedad hondureña, el mandatario advirtió este jueves en su cuenta de Twitter: “Vean bien sus relojes, se acerca la hora en que los capturaremos y enviaremos a prisión”.

La advertencia de Hernández se materializa con una serie de capturas de criminales de norte a sur y de occidente a oriente del país, de un sinnúmero de pandilleros; el alto mando de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) asegura que la orden es precisa: endurecer el blanco.

COMENTA ESTA NOTA