Que lo correcto no pase de moda – El País

Que lo correcto no pase de moda

12 septiembre, 2019 | 4:10 am | Columnistas
Que lo correcto no pase de moda

Fabiola Elvir
felvir.renova@gmail.com

La mayoría puede recordar las lec­ciones de los pa­dres y abuelos in­culcando el respeto, la obe­diencia, la integridad, pun­tualidad, lealtad, generosi­dad, entre otros valores que recibimos en casa y que fue­ron reforzados en la escue­la. Valores que dignifican al ser humano y le permiten ca­minar en la vida haciendo lo correcto, lo que perdura y lo que trasciende.

Sin embargo, hoy se ob­serva una crisis de valores, donde se piensa que “eso es cosa de viejos”, “cosas anti­cuadas” o “pasadas de moda”, pero se olvida que las calami­dades de la sociedad comien­zan con el atropello al dere­cho ajeno y el irrespeto a las normas de conducta. Es ur­gente que la generación que creemos y fundamentamos nuestra vida en los princi­pios y valores nos mantenga­mos firmes, como testigos de que el hacer lo correcto trae su recompensa, y recompen­sa que no añade tristeza. Por el contrario, la falta de estos valores en un ser humano de­teriora el diseño bajo el cual fue creado.

Estimados lectores, no permitamos que se pierdan las buenas costumbres que hemos aprendido de nues­tros antepasados, al contra­rio, reforcemos a todo nivel la práctica de lo correcto y hagamos patria transforman­do nuestro entorno, brindán­dole a las presentes y futuras generaciones un ejemplo dig­no de admirar e imitar. Este es el compromiso de todos los que aún tenemos dentro, la sensibilidad de saber dife­renciar lo correcto de lo in­correcto.

Hacer lo correcto es espe­rar la luz verde del semáforo para pasar. Es hacer el alto en la avenida, es ceder el asien­to en el autobús, es brindar un saludo cortés a la persona que tienes cerca, es compar­tir una sonrisa, mostrar res­peto a los mayores.

Hay miles de formas de ha­cer lo correcto y durante el día hay muchas oportunidades de sentar un pre­cedente de que lo correcto no ha pasado de moda. Recordemos que las grandes transformacio­nes comienzan con pequeños cambios.

En este mes de la patria, vistamos de honestidad nuestra vida, entonemos el himno de la verdad, marche­mos cada día con integridad y respeto y elevemos la ban­dera de la paz, para que sea­mos ciudadanos dignos de este país 5 estrellas. En es­te tiempo de fiestas patrias, celebremos en familia com­partiendo los alimentos y las anécdotas que nos hacen reír y recordar momentos espe­ciales, pero sobre todo com­partiendo los valores entre las generaciones para hacer de estos la principal heren­cia y legado que podemos he­redar.

COMENTA ESTA NOTA