Uno de cada tres sampedranos padece de alguna enfermedad cardiovascular – El País

Uno de cada tres sampedranos padece de alguna enfermedad cardiovascular

10 septiembre, 2019 | 5:15 am | San Pedro Sula
Uno de cada tres sampedranos padece de alguna enfermedad cardiovascular

Según los médicos, uno de los factores principales que conllevan a los males cardiovasculares, es la mala alimentación.

Uno de cada tres sampedranos padece alguna enfermedad cardio­vascular debido a diversos factores, sobresaliendo entre ellos, el mal há­bito alimenticio según Francisco Somoza, cardiólogo internista.

Lo anterior lo dio a conocer el galeno, ya que ayer dio inicio en Cemesa una serie de charlas que se ofrecerán a la población con el fin de informarles sobre la enferme­dad, los riesgos de padecerla y la mejor manera de prevenirla.

“Es preocupante y alarmante la incidencia de males cardiacos que está padeciendo la población y de­finitivamente las alarmas deben en­cenderse y ya que el 29 de este mes celebramos el Día Internacional del Corazón, hemos decidido realizar charlas educativas para que la ciu­dadanía se pueda informar y de es­ta manera evitar padecer un mal de estos que los puede llevar a la muer­te” dijo Somoza.

Asimismo, la fuente informó que la preocupación aumenta por­que la población joven se está vien­do afectada, cuando en años ante­riores eran personas mayores de 50 años los que la padecían, pero aho­ra, la sufren pacientes de 30 años.

“Es alarmante ver que personas menores de 50 años presenten pro­blemas cardiovasculares. Esto se debe a que estamos teniendo una vi­da sedentaria, no estamos alimen­tándonos de manera saludable y es­tamos abusando de las bebidas alco­hólicas y el cigarro”, afirmo.

Por su parte, Carlos Álvarez, también cardiólogo, apuntó que hay cuatro factores letales que in­dican la facilidad para padecer un mal cardiaco, “nosotros los llama­mos los cuatro ‘jinetes del apocalip­sis’ por ser tan letales y éstos serían: la diabetes, la hipertensión, la obesi­dad y el tabaquismo, de éstos se de­rivan los males del cerebro, del hí­gado, y de las vértebras. Y su trata­miento es caro por lo que muchas personas terminan perdiendo la vi­da”, acotó.

COMENTA ESTA NOTA