La investigación científica y la academia – El País

La investigación científica y la academia

16 julio, 2019 | 5:10 am | Editorial
La investigación científica y la academia

Confiando en Dios y con la es­peranza del buen juicio de las nuevas generaciones es me­nester hacer énfasis en este te­ma tan crucial para el desarrollo de los pueblos como lo es la investigación cien­tífica desde la academia oficial hondure­ña a nivel superior, llevando la voz can­tante la Universidad Nacional Autóno­ma de Honduras.

Y es precisamente la UNAH que en su página oficial manifiesta que “aten­diendo al principio de universalidad de la ciencia, la UNAH desarrollará una investigación de carácter insti­tucional, vinculada a las necesidades prioritarias y a las potencialidades de desarrollo del país, y de desarrollo de la ciencia, ajustándola cada 4 años, a través del Consejo General de Inves­tigación, después de las consultas a las demás instancias del sistema y en diá­logo con la institucionalidad del Esta­do hondureño, el sector productivo y el sector social”.

Tal como dice el lema en latín Lu­cem aspicio (aspiro a la luz) como un deseo de toda una sociedad que pare­ciera inclinarse hacia el lado contra­rio, que quisiera ver a Honduras ba­jo sus garras y en pleno oscurantismo como sucediera en la Edad Media. Ya Honduras debe ver hacia adelante y no atender esas voces que quisieran ver­nos hundidos en la nostalgia de los re­cuerdos dolorosos de nuestra historia, ver hacia adelante es haber aprendido del pasado, que esas fórmulas y mane­ras de ser y estar no funcionan.

Precisamente para eso es todo el esquema que ya ha rendido frutos con las investigaciones de tipos de epilep­sia con un equipo dirigido por el Dr. Marco Tulio Medina, además de las contribuciones del Dr. Salvador Mon­cada. “En un mundo totalmente globa­lizado, la investigación científica se ha convertido en el estandarte de los paí­ses denominados del primer mundo, las cuales basados en la triangulación de la Educación-Empresa Privada-Go­bierno, conciben y desarrollan la cien­cia e investigación. Los países del pri­mer mundo descansan sus estrategias de crecimiento en la generación del conocimiento en la educación supe­rior, y más aún la generación del co­nocimiento a partir de las universida­des públicas o estatales. El gran éxito de esta estrategia radica en la voluntad política y disponibilidad de recursos para invertir en investigación y desa­rrollo, así como la participación acti­va de la empresa privada, ente que en los países industrializados estimula en un alto porcentaje el desarrollo de la ciencia, la innovación y la tecnología”.

Ante un escenario mundial que evoluciona en los ámbitos de la cien­cia y la investigación, es necesario co­nocer la situación actual y su porve­nir. De manera más precisa, es necesa­rio conocer sus cimientos, los cuales se originan desde la academia a través de la vinculación de la investigación científica con la educación superior, enfocándonos en la Universidad Na­cional Autónoma de Honduras como medio trascendental para la ardua ta­rea de contribuir al desarrollo del país.

Apoyar este desarrollo, dejar a un lado los relajos callejeros, instaurar la paz con el ejercicio pronto de la jus­ticia nos consagrará como un punto de referencia mundial en cuanto a de­sarrollo social y tecnología. Sabemos que se puede, por eso debemos ya le­vantar la mirada hacia adelante, bus­cando el faro de la sabiduría para pro­pinarle golpes certeros a la pobreza y la postergación.

TEMAS
COMENTA ESTA NOTA