Comienzan las redadas masivas – El País

Comienzan las redadas masivas

15 julio, 2019 | 5:10 am | Editorial
Comienzan las redadas masivas

Primero fue el jaque a AMLO con las sanciones arancelarias para obligarlo a ofrecerse con “tercer país seguro” –ello es que los solicitantes de asilo que crucen la frontera regresen a México a esperar el veredicto y convertir el territorio en una muralla de contención a los migrantes. El gobierno ha movilizado unos 20 mil guardias nacionales con el fin de operar las detenciones y luego las deportaciones.

Ahora le toca el turno al triángulo norte. El gobierno norteamericano se preparó para el iniciar a partir del fin de semana las redadas masivas en diez ciudades del país para deportar a miles de indocumentados. POTUS confirmó a los periodistas el inicio de las redadas: “Es una operación enorme, si se ha filtrado que va a comenzar no pasa nada, empieza el domingo, y vamos a sacar de aquí a miles de indocumentados”. “Tengo una obligación de hacerlo (…) Si entran ilegalmente, se van fuera”.

Sobre si hay una política de priorizar sobre los indocumentados con récord delictivo expresó lo siguiente: “Siempre nos centramos todo lo que podemos en los criminales antes de hacer nada más. A los miembros de MS13 los estamos deportando de miles en miles”. Importante saber a dónde va a parar esos deportados de las maras peligrosas que los devuelven a estos países. ¿Si hay algún procedimiento para su reinserción a los países de origen, y qué sucede cuando arriban, sospechosos de haber cometido algunos delitos?

Según detalles ofrecidos por la prensa norteamericana, “el ICE buscará primero a unos 2,000 inmigrantes que ya han recibido órdenes de deportación y que, en algunos casos, no se presentaron a las audiencias en los tribunales de inmigración”. “La operación se centrará en las ciudades de Nueva York, Miami (Florida), Houston (Texas), Los Ángeles y San Francisco (California), Chicago (Illinois), Atlanta (Georgia), Nueva Orleans (Luisiana), Baltimore (Maryland) y Denver (Colorado)”.

La Casa Blanca ya había dado aviso de las masivas deportaciones, pero ofreció un plazo de 2 semanas, como presión a los demócratas en el Congreso, a manera de obligarlos a negociar una forma de emitir legislación para cambiar el sistema de asilo en el país”. Como en ese corto plazo no hubo la respuesta de parte de los legisladores, demandada por el Ejecutivo, solo dijo que iba a dejar pasar las celebraciones del 4 de julio, pero, una vez concluido el festejo, daban rienda suelta a las redadas, por lo que avisaba para que los inmigrantes estuvieran preparados.

También dijo que iría a un centro de detención. Ya antes, sobre las quejas ventiladas en torno a las cuestionadas condiciones que prevalecen en los refugios, puso esto en su cuenta digital: “Si los inmigrantes indocumentados están descontentos con las condiciones de los centros de detención, rápidamente construidos o adaptados, díganles simplemente que no vengan. ¡Y todos los problemas solucionados!”

 

TEMAS
COMENTA ESTA NOTA