Presidente Hernández sobre el Diálogo: “Tarde o temprano nos vamos a sentar, los estamos esperando” – El País

Presidente Hernández sobre el Diálogo: “Tarde o temprano nos vamos a sentar, los estamos esperando”

19 junio, 2019 | 5:40 am | Nacionales
Presidente Hernández sobre el Diálogo: “Tarde o temprano nos vamos a sentar, los estamos esperando”

EN “LA ENTREVISTA” CON EL PERIODISTA RAÚL VALLADARES, CANAL 11

 El presidente de la República, Juan Orlando Hernández, abordó ayer diversos temas de interés, entre ellos el diálogo, al afirmar que tarde o temprano se va a sentar con los sectores de educación y salud a conversar y que les siguen es­perando para que se sumen al proceso.

En una extensa conversación en LA ENTRE­VISTA con el periodista Raúl Valladares, de Ca­nal 11, se refirió a las marchas de las antorchas, el movimiento del expresidente Porfirio Lobo Sosa, precandidatos del Partido Nacional y otros asun­tos de interés nacional.

¿No habrá aumento a la energía?

Eso solo lo puede decir la CREE. Como se mi­ran los mercados hoy del búnker y lo que define hoy los precios del búnker, la tendencia es que es­to va a la baja, y eso nos debe tocar de manera po­sitiva en las tarifas de la energía. Eso es lo que to­dos los técnicos dicen, porque de aquí en adelan­te va a ser más barato comprar búnker.

Hemos hablado de lo que ha hecho en un año cinco meses de período, pero en lo que falta y siendo más específicos, de aquí a diciembre, ¿cuál es la meta?

Le estamos apostando mucho a la agricultu­ra. El bajo precio del café está afectando mucho al sector cafetalero. El café es un producto estraté­gico nacional porque representa el 5 % de toda la economía y al revisar el año cosecha con los dos anteriores, vemos que nos ha afectado a todos.

Aunque alguien no se tome una tacita de café, si el precio del café baja, le afecta y nos afecta a to­dos. Por eso hemos salido a buscar al mayor com­prador de café del mundo y le pedimos al presi­dente de España, Pedro Sánchez, que nos reunie­ra a los mayores compradores de café en Europa y ese tema lo hemos llevado al SICA, a la OEA, a la ONU y a todos lados y creo que ya tenemos la ruta clara entre financiamiento especial. Habrá un sistema especial diseñado para el productor.

Un proyecto para atender a 25 mil jóvenes. Al­gunos expertos en barismo, en café para agregarle valor al café hondureño. Igual manejamos un plan para establecer 25 mil secadoras de café por todo el país para que el productor no venda su café sin secar y solo eso le representará aumentar sus ga­nancias en un 15%.

Pero a esto hay que agregar la reconstrucción de carreteras a los sectores productivos, con algo más duradero y que permita que el producto lle­gue más rápido a los mercados. Incluso el dinero que estamos poniendo para financiar a los produc­tores de café van a marcar un antes y un después.

Igual ya viene el proceso de agricultura de úl­tima generación en Honduras y ya empezamos con los reservorios y las cosechadoras de agua, y en las cuencas de donde alimentan viene un traba­jo de reforestación para que produzcan más agua, y con el sistema de riego y mejores prácticas de agricultura generemos más empleos y oportuni­dades. Y que dejemos de importar de Guatemala, que entremos a El Salvador, a las Islas del Caribe.

Los productores vinieron a pedir apoyo al Gobierno ¿qué respuesta les dio?

Estamos atendiendo pequeños, medianos y grandes productores. Y lo estamos haciendo a tra­vés de la agroindustria. Lo estamos haciendo con productores de verduras, de frutas, de café, pro­ductores de leche, de prestarles por medio de un supermercado y luego con las producciones se van pagando los fondos.

Cuando se dio la escasez de frijoles en 2014 le pagamos a los productores mil lempiras el quin­tal, funcionó y aunque el IHMA les pagaba un po­co tarde, entonces decidimos que quintal ingresa­do al IHMA, y le depositan al productor.

¿Antes se decía que Honduras era el granero de Centroamérica?

Y lo vamos a volver a ser.

¿Cómo?

Garantizándole al productor un precio de ga­rantía. Lo vamos a hacer con el de frijoles, con el de maíz, con el de arroz. Y vamos a definir un lis­tado de productos básicos con frutas, vegetales y granos y van a estar en lista de asistencia técnica y de financiamiento especial. Y eso implica apo­yar a los productores, construir mercados y vamos a hacer siete en San Pedro Sula con el diseño que ellos tienen. Luego tenemos un ejemplo de mer­cado piloto aquí en la Villanueva en Tegucigalpa. Buscando que cada productor tenga su puesto y sea de ellos y nos permita acercar los productos o el alimento a la gente. Y eso abarata los precios.

Los productores tienen problemas con los créditos ¿qué se va a hacer al respecto?

Por allí hemos comenzado. Como nunca an­tes le estamos prestando al pequeño y mediano productor. Hace poco visité la empresa Santa Mar­tha, les prestamos para comprar la tierra y el siste­ma de riego, y allí hay una gran cantidad de man­zanas con sistema de riego por goteo y van a tener rendimientos que en su vida se imaginaron. Y lo estamos financiando con Crédito Solidario y has­ta ya tienen el contrato a quién le van a vender. Y así lo estamos haciendo con otros sectores y den­tro de 3 a 4 años Honduras hasta va a ser una po­tencia en producción de aguacate.

El gobierno ya instaló el diálogo, pero el problema es que ahora el otro sector, de médicos y maestros ha colocado un diálogo alternativo ¿qué piensa de eso?

En primer lugar, todos reconocemos en Hon­duras que los sistemas de educación merecen y ur­gen mejorar. Eso está en el mejor interés del pue­blo hondureño. Quizás la diferencia está en có­mo hacerlo.

Recuerdo cuando impulsé la reforma a la Uni­versidad, fue muy debatida y traumática para algu­nos sectores y se logró. Después fue la Ley Funda­mental de Educación y tampoco fue fácil. Y ahora tenemos que implementar buenas prácticas, pe­ro debo recordar que en mi primer gobierno en­contramos un presupuesto de 600 y pico de mi­llones para compra de medicamentos, lo triplica­mos y de repente no llega la ampolla que necesi­ta doña Paulina.

Debe ser un sistema transparente como lo es­tamos haciendo ahora. Que exista una trazabili­dad que asegure que no se pierde en el camino. Y que doña Paulina reciba las ampollas que necesi­ta cuando llegue a la farmacia.

Igual hay que entender que en el caso de edu­cación, por ejemplo, aunque haya maestros que quieren dar lo mejor, están ahogados y desespe­ranzados por las deudas. No saben cuánto les de­ben a los colegios magisteriales, bancos o coope­rativas. Todo eso requiere un proceso.

Nuestra intención siempre ha sido así, que es mejor escucharnos, ponernos de acuerdo en una sola ruta, claro que eso es lo mejor y a eso es a lo que hemos invitado. Hoy hay dos cosas que son fundamentales. La gente lamenta profundamen­te, que alguien genere una protesta y afecte a una señora que tenía 3 a 6 meses en esperando la cita y ya estando en el quirófano le dicen que ya no la van a operar porque van a huelga. Eso no se vale ni aquí ni en cualquier otro país del mundo. Para protestar hay otras formas.

Incluso el famoso video de Choluteca sobre niños y docentes que ya estaban en aulas de clases contentos porque iban a recibir clases, y los van a amedrentar y los sacan corriendo y los niños co­mienzan a llorar. Eso no es justo y no puede ser. Regresar a brindar los servicios de educación y sa­lud a la población es una obligación. Es un dere­cho que tienen los pobladores y nosotros lo vamos a proteger. Y agradezco a los maestros que aban­donaron la protesta radical y ya están trabajando y son una gran mayoría.

Claro aquí se nota que hay una agenda polí­tica de otros sectores y eso no solo lo digo yo. Eso es vox populi. Eso lo dice todo mundo porque lo mira y lo siente y no hay que confundir esa parte.

¿Qué le dice a los que se rehúsan a venir al diálogo?

Que tarde o temprano nos vamos sentar y que los estamos esperando. Y siempre tenemos gente en comunicación con varios de ellos. Sé que al fi­nal y a todo dirigente responsable que quiere a su país, entenderá sobre aquél adagio popular: que hablando se entiende la gente.

Por ejemplo, con los maestros ya empezamos a ejecutar lo que venimos hablando desde hace ocho meses. Ahora no les hará la deducción del 8% de su 13° y 14° salarios y eso lo va a asumir el Gobierno. Eso ya está en el Congreso. Luego los concursos y eso se logró en la mesa, sentados, lle­gando a entendimientos. Cuándo vi al presiden­te del sindicato de salud pensé que se había arre­glado, porque él siempre ha sido beligerante. Nos sentamos a inicio de año y veníamos en conver­saciones desde el año pasado, con los ministros de salud y del trabajo.

¿Y los médicos?

La gran mayoría de los médicos está trabajan­do y el pueblo hondureño espera de ellos que, por­que les paga, dé sus servicios, pero también por su condición humana. Claro algunos trabajan en hos­pitales públicos en la mañana y otros por la tarde en centros privados, pero hay gente que no pue­de pagar y para eso la educación y la salud deben seguir siendo públicas y gratuitas.

Lo que me ha gustado del diálogo es que los cooperantes están listos. El sector privado a nivel de Fedecámaras igual, incluso el Cohep estaba in­corporado en la comisión de acompañamiento al sistema de educación, iglesias y sociedad civil y quieren seguir trabajando, pero con resultados. En unos meses que establezca una hoja de ruta.

¿Qué pasa con el transporte de carga?

Tenía yo un informe que estaban revisando algunos compromisos que ellos tienen con el sec­tor privado, hay un tema del precio por kilóme­tro. Se está en el proceso de conocer todo el tema a profundidad para ganar tiempo.

Pero igual se ha hablado de amenazas para que se vayan a paro, y estamos investigando esa parte. Y ellos son conscientes que para que tenga mayor rendimiento su empresa, tienen que traba­jar. Y que existan las condiciones para trabajar. An­tes se quejaban porque en menos de un kilómetro caían en 10 baches y en otro en 20.

Decía Benjamín Castro que con carreteras en buen estado se ahorraban bombas de amortigua­miento en un viaje, y en ese momento costaban entre 8 mil y 10 mil lempiras, y se les arruinaba la ganancia, pero hoy empezamos a tener las mejo­res carreteras de Centroamérica.

Pero se ocupan básculas también, Presidente…

Sin dudas, es una enorme cantidad de dinero la que invertimos en estos proyectos carreteros, pero sin básculas y sin mantenimiento se nos va a arruinar, y durará la mitad de lo que se tenía plani­ficado. Las carreteras no solo son para andar tran­quilos, sin baches, es para hacer crecer la econo­mía, producir empleos, para darle mayor valor a las propiedades. Son en favor de los productores.

Nunca había visto tantas quemas de cabezales ¿qué piensa cuando ve saqueos de tiendas, quemas de automóviles y hondureños enfrentados unos con otros?

Estamos en un proceso de aprender a vivir en una sociedad civilizada. Recuerde de dónde veni­mos, porque aquí los que habían sustituido la auto­ridad del Estado eran las maras, los narcotrafican­tes y los que ponían de rodillas a todo el mundo.

El país necesitaba vivir en orden, como ocu­rre en otros países. Usted tiene derecho a la pro­testa, todos tienen derecho a la protesta. De hecho, yo protestaba en las calles para inscribir al candi­dato Ricardo Maduro, pero me vieron a mí que­brando vidrios, quemando carros, atentando con­tra la vida de otros, no. Todos tenemos el derecho a protestar y el Estado está en la obligación de ga­rantizar ese derecho a la gente, a protestar pacífi­camente mientras yo no atente contra otros, no le metan fuego al carro.

Aquí el vandalismo de los radicales no pue­de permitirse. Si queremos vivir en una sociedad civilizada, todos tenemos que respetar el dere­cho del otro.

Que algunos radicales y grupos políticos le apuestan a destruir la economía del país, sí es cier­to. Está en los manuales del chavismo de Venezue­la, de donde se inspiran líderes radicales políticos aquí como algunos de Libre. Claro que allí están.

Su jefe de las Fuerzas Armadas y algunos colaboradores suyos aseguraron que los saqueos y las protestas las promueve Libre y mencionaron a Manuel Zelaya Rosales ¿Usted cree que Manuel Zelaya está detrás de esto? Y lo otro, dice de dónde se viene y el Partido Nacional ya va a cumplir 10 años de gobernar.

Usted sabe ¿quién gobernaba antes de nues­tro Partido? Los que generaron todo un conflicto, pero qué ocurre, el que le apunta a la violencia co­mo una forma de hacer política, es más que evi­dente en el país, y me preguntan de algo que lo sa­be todo mundo. El mismo ‘Mel’ lo ha planteado y dice que hay que agarrar las armas y los coman­dos de insurrección y eso la conexión que tiene con las maras para generar el conflicto en la calle…

¿’Mel’ tiene relación con las maras?

Usted no ha visto lo que ha ocurrido en las marchas. Usted no ha visto lo que dicen los videos, si no yo se los puedo enviar. Como dicen los abo­gados, a las pruebas me remito. Ya él mismo ha planteado el acto violento, el acto de atacar la eco­nomía, y cuando usted mira los manuales del cha­vismo se encuentra una claridad meridiana en la estrategia a seguir, y lo otro es la desinformación.

Analizaba el otro día, en el caso de la Dole, en el caso de algunas tiendas, de algunas franquicias, de edificios públicos como el de la Alcaldía. El año pasado el primero de mayo quemaron los mismos edificios, y los volvieron a quemar tres días antes del primero de mayo de este año, y por qué se ta­pan la cara para hacerlo, y por qué cuando se cap­turan se averigua de dónde vienen, unos son de los grupos radicales que siempre han operado en el país, de la Universidad, y otros de lugares don­de están maras y pandillas. Los organismos de in­vestigación han hecho su tarea y eventualmente eso va a llegar a los tribunales.

Qué ocurre cuando se quema el edificio de la embajada, hay sectores que se lo atribuyeron, la relación que hace el juez y los organismos que in­vestigan apuntan a un grupo político y ellos mis­mos reivindican eso. Otros toman el celular y se hacen selfies, con una sonrisa de satisfacción y a qué grupo político pertenecen (…) ellos mismos han dicho que pertenecen a Libre.

Estos son políticos que se radicalizaron, polí­ticos que creen que haciendo daño al pueblo hon­dureño van a tener éxito y políticos que tienen una conexión con Libre y grupos que se convirtieron en anárquicos.

‘Mel’, Salvador Nasralla, Luis Zelaya, quieren que usted se vaya de la Presidencia, al igual que otros líderes, ¿qué piensa de eso?

Este es un patrón de conducta recurrente que no viene de ahora. Viene desde antes de las elecciones de 2013. Esa vez competimos con do­ña Xiomara, Salvador Nasralla, y el Partido Libe­ral, y desde antes de las elecciones empezaron a decir va a haber fraude, y luego de las elecciones que ganamos, en un foro les preguntaron si per­dieron por fraude, y los dos dijeron que sí. Pero entonces, les preguntaron, si no hubiese habido fraude, entonces quién ganó, y cada uno respon­dió yo. ¿Cómo es eso?

Después en las elecciones de 2017, dos años antes, hay un documento que firmaron Luis Zela­ya, ‘Mel’ Zelaya, Salvador Nasralla, que no iban a reconocer las elecciones solo si ellos ganaban, y después participaron en elecciones internas, fue­ron al Tribunal Supremo Electoral, se inscribieron, participaron conmigo, pero ya habían anticipado que no iban a reconocer los resultados.

Después cuando se da el reconteo de las ur­nas, se abren en público, ante medios nacionales e internacionales y se hizo el conteo uno a uno de las papeletas ante los observadores internaciona­les y más de un tercio de los votos, más claro no pudo ser. Y todos los organismos, representantes de países, dijeron que no existía indicio de fraude.

¿Por qué ‘Mel’ Zelaya dice que usted no cumple lo que se acuerda?

Habría que preguntarle que diga en detalle. En ese Pacto de Cartagena yo no participé. Eso solo llegó al Congreso y los diputados Leitzelar y Olban Valladares (…) no contempla amnistía pa­ra actos de corrupción. A mí me pidieron cuan­do fui presidente del Congreso que aprobara una amnistía, y aunque muchos de mi partido no es­taban de acuerdo, es lo único que he hablado con él y se aprobó.

¿Por qué dicen ‘Mel’ y Nasralla que no puede haber acuerdos si usted no sale de la Presidencia?

La verdad es que ellos tienen su forma parti­cular de acceder al poder y obviamente que quisie­ran llegar a como dé lugar, pero hay reglas. Ahora, sí es importante que los políticos que van a la con­tienda, comprendan algo: el país se comprometió a construir un nuevo sistema electoral con las mejo­res prácticas. Nos ha acompañado Naciones Uni­das, OEA, muchos países y se tiene que cumplir y eso significa tener un nuevo modelo, transparen­te. Ya se empezó con el Registro. Será un registro civil de última generación y esa identidad le ser­virá a la gente en el día a día.

Vamos a tener un mejor Registro?

Sin duda y no vamos a tramitar solo la identi­dad, o la Partida de Nacimiento. Va a servir para un montón de cosas.

¿Usted está de acuerdo que Libre tenga representantes en el nuevo órgano electoral?

Esta es una decisión del Congreso Nacional. No quiero participar yo allí, pero me parece que es una fuerza importante que debe estar presente en todos esos procesos.

Por el bien del país, ¿cree que se siente a dialogar con los líderes de la oposición?

Siempre hemos tenido esa vocación de con­versar con todo mundo. Mire, el fin de semana fui a una comunidad de El Chagüite en Maraita, y unos productores me pidieron que conversáramos. Al llegar les pregunto por el alcalde y cuando me dije­ron que era de Libre les dije que lo llamaran, que no importaba. Y empezamos a trabajar. Si tengo que trabajar con alcaldes, líderes de otros sectores lo hago. Entonces igual lo haría con líderes de la opo­sición. Esa ha sido nuestra conducta. Siempre es necesario escuchar y más ahora que está polariza­do el mundo porque no solo es Honduras, esto es en todo el mundo. Ante el bombardeo de informa­ción y desinformación necesitamos escucharnos más. Construir juntos, pero hay gente que ha deci­dido irse por la vía de la violencia y el vandalismo.

¿La reelección está abierta?

Yo dije voy a participar en esta única vez y eso es lo que va a ocurrir.

¿Pero usted una vez dijo que el Partido Nacional va a gobernar 50 años?

Me está confundiendo. El país necesita soste­nibilidad, pero tiene que ser la gente la que decida. Le quiero asegurar a los hondureños, así como les dije, acompañado de mi familia en la casa, frente a los líderes de mi partido, que yo solo iba a partici­par en un proceso de reelección por una única vez, y mandé las reformas al Congreso y las he envia­do dos veces. Estoy convencido y así tiene que ser.

¿Cómo le ha afectado el caso de su hermano Tony que está guardando prisión en Nueva York?

Este es un caso a nivel personal y familiar, di­fícil, afecta mucho porque es el tema de un herma­no, de un pariente muy cercano y uno lo que espe­ra como en cualquiera de estos casos es que prive el estado de inocencia, que se haga justicia y obvia­mente que nosotros como familia tenemos que dar­le todo el apoyo, como estoy seguro que usted lo ha­ría con cualquier hermano, porque así son las rela­ciones familiares. Ahora, en mi condición de Pre­sidente, en el momento que yo escuché algunos ru­mores en los medios de comunicación, yo contacté a gente de la Embajada Americana y lo contacté a él y le dije: tenés que presentarte a aclarar eso y fue a Estados Unidos y él sabía muy bien que tenía que ir a dar la cara y si no lo hacía y me tocaba a mí ha­cer lo que me correspondía como autoridad, él sa­bía muy bien que yo lo iba a hacer y esa es mi línea de conducta y ha sido siempre.

Nunca antes en este país la gente quería enfren­tar el tema del narcotráfico y del crimen organiza­do. Toda la gente lo sabía, ustedes los periodistas lo sabían, pero también sabían el riesgo. Era comple­jo, pero yo decidí enfrentarlo, en el discurso que to­mé posesión en el 2014 dije: vamos de frente y puse también en perspectiva lo que esperaba de Estados Unidos. Aprobé en el Congreso la extradición, an­tes de ser presidente, logré la ratificación y después pedí una reunión con diferentes agencias de Esta­dos Unidos en Miami y les dije: vamos a entrar en este proceso y tenemos que llegar al final. Lo hice y si me toca hacerlo de nuevo, lo hago y lo voy a se­guir haciendo porque creo que es lo mejor para mi país. Allí quiero dejar ese tema claro, porque al fi­nal, esa es mi conducta, lo anuncié antes de ser Pre­sidente y dije: no quiero que ni mis amigos, correli­gionarios, parientes o cualquier hondureño se me acerque por cosas que no están en el marco de la ley.

Mucha gente se pregunta: por qué si Juan Orlando Hernández es el hombre más informado del país ¿por qué no sabía lo de Tony Hernández?

Yo le repito algo: en el momento que se gene­raron unas especulaciones, no anduve esperando más, sino que le dije: te tenés que ir a presentar y le dije al embajador que en ese entonces estaba aquí en Honduras, necesito de su apoyo para que mi hermano se vaya a presentar y le hagan los cues­tionamientos que sean, y si algo tiene que ver, tie­ne que enfrentar. Ahora, hay muchos otros casos. Sé que no están muy contentos conmigo los que están en Estados Unidos y amigos de ellos que es­tán aquí, pero teníamos que enfrentarlo, y no es un tema personal, es el tema de que el país se sacuda un flagelo que le ha causado tanto luto y dolor y es­ta determinación seguirá tan firme como cuando inicié esta lucha porque es bueno para Honduras.

Yo recuerdo cuando capturaron a Fabio Lobo, el presidente Lobo salió a hablar y él dijo que enfrentaría la justicia… Personalmente ¿qué tanto le afectó lo de Tony?

Es difícil, es duro porque es un hermano, a ve­ces cuando se dan esas cosas entre amigos es du­ro, pero aquí hay dos planos: el plano familiar, per­sonal, como yo he tenido que abordar a mi fami­lia cuando tomé la decisión de que fuera por pri­mera vez a enfrentar, no es fácil, pero también no puedo olvidar mi deber como ciudadano que aho­ra es Presidente de la República y en eso tengo que ser firme con todos porque nadie puede estar por encima de la ley.

Trascendió en medios norteamericanos que los Estados Unidos estaban investigando al presidente Hernández y a algunos de sus colaboradores ¿qué piensa de eso? ¿qué le dice al pueblo?

El mismo documento planteó que eso era vie­jo, venía del 2013 hasta el 2015 y que al final los que se vieron involucrados en eso tuvieron una con­secuencia y al final continuó el ir y venir de las re­laciones entre Estados Unidos y nuestro Gobier­no, como decía hace poco el Departamento de Es­tado y la embajada, más fuerte que nunca. El tema de cómo hemos venido trabajando con la DEA, me llamó la atención como ellos se expresaron en una visita que para mí iba a ser privada y dijeron de manera pública y clara cómo trabajaban de cerca con nosotros, porque yo creo que uno lo que ha­ce en privado debe sostenerlo en público. La rela­ción que hemos tenido con el Comando Sur cuan­do estaba el general Kelly y ahora que está el al­mirante Faller, que a propósito están a punto de venir al país, con países como Colombia y otros países de la Región, en el tema de seguridad tie­nen una enorme confianza de trabajo con noso­tros, tanto es así que se han operado cosas que ja­más se han operado en otros países de la región, ni con otros gobiernos.

En las últimas semanas don Pepe Lobo ha pedido su salida. Él dice que saliendo usted del poder se acaban los conflictos en Honduras, ¿por qué está molesto Pepe con usted si han sido grandes amigos?

Hay que entenderlo a él, aunque usted no ne­cesariamente comparta lo que él exprese. Hay que entenderlo, eso es lo que le puedo decir. Hay que ser comprensivo con él.

¿Hay crisis en Honduras?

Creo que como todo país del mundo enfrenta­mos problemas. Dicen que gobernar es 20 o 30 por ciento de buenos resultados y el resto es enfrentar crisis y máxime si le apostamos a un proceso de re­forma muy fuerte y cuando se inicia un proceso de reforma, a los que les afecta la reforma lo sienten e inmediatamente reaccionan. Muchos, virulenta­mente, y sino vean las maras, los grupos crimina­les, los policías depurados, los traficantes de dro­gas. A los que les va a beneficiar la reforma toma tiempo que comprendan que es para su beneficio, pero nosotros creemos que este es el camino pa­ra que Honduras sea un país en orden donde nos respetemos los unos a los otros, un país con certi­dumbre, un país que destaque. Quién iba a creer que nos iban a venir a pedir la receta de cómo hici­mos para transformar la Policía, si hace unos años en el 2009, 2010, 2011 casi nadie daba un cinco por la policía, ni aquí ni afuera. O ahora que vienen los ingenieros y vienen los inversionistas y dicen có­mo es eso del sistema logístico de Honduras, por qué ahora Puerto Cortés está a la cabeza de los puertos del caribe y luego los sistemas de autopis­tas, de carreteras, de aeropuertos, de la certifica­ción del Villeda Morales, por ejemplo, que desde que se inauguró nunca se había certificado. Aho­ra tiene los sistemas de radares de última genera­ción. Lo que va a ser Palmerola, lo que es la cone­xión con el sistema de unión aduanera, que me de­cía don Jorge Bueso Arias: yo firmé ese protocolo cuando fui ministro de Hacienda, así casi 60 años.

Algunos médicos y maestros están que no quieren venir al diálogo. Hay insurrección legislativa en Libre que mantiene sin sesiones el Congreso Nacional, hay tomas de carreteras, ¿qué va a hacer con todo eso?

La gran mayoría de los servicios de educa­ción y salud se está prestando. Decía un maestro de Ocotepeque: en Ocotepeque no hemos dejado de dar ni una tan sola hora de clases porque cree­mos que ese es nuestro deber y es el derecho de los niños. Es un tema de actitud y de perspectiva y yo le puedo decir que la gran mayoría de los médi­cos están cumpliendo con su trabajo y sienten ese conflicto interno de decir: cómo voy a dejar este paciente, mucho más ahorita que tenemos dengue grave y que si no se atiende la persona puede mo­rir en tres o cuatro días y de quién es la responsa­bilidad, no es posible eso, en ese sentido no vamos a desconocer que también existe una línea políti­ca. Pero como dice la escritura: por sus hechos los conoceréis y hay cosas que se van a entender hoy y otras que no y otras que se van a entender mañana, pero a todos nos va a tocar rendir cuentas frente a la historia, frente a Dios y frente al pueblo hondureño.

¿Qué piensa cuando ‘Mel’, Nasralla, Luis Zelaya, Pepe Lobo y algunos analistas dicen que cuando usted salga del cargo y se instale un gobierno de transición Honduras saldría de crisis?

De ‘Mel’, de Luis Zelaya, de Nasralla, de estos analistas a los que usted se refiere, si eso lo plan­teaban desde las elecciones anteriores y hablaban de la reelección, pero fueron al proceso electoral y anunciaron dos años antes que no iban a reco­nocer si nosotros ganábamos y todavía pidieron abrir las urnas y nosotros dijimos ábranlas, pero eso sí que estén las cámaras allí, que estén todos los observadores y siempre salió el mismo resulta­do. Entonces al final ya se sabe que para ellos es in­concebible que Juan Orlando Hernández y la gran mayoría de los hondureños dos veces les hemos ganado la elección.

¿Qué piensa de la marcha de las antorchas?

Creo que tienen el derecho. El viernes hasta les sirve de relax y ejercitan el derecho que tienen a protestar y no me preocupa si al final ellos están en el derecho a protestar.

¿Qué piensa del Fuera JOH?

Yo creo que es parte de una campaña. Las ma­ras 13 y 18 se unieron y dejaron escrito Fuera JOH un día antes que yo llegara a San Pedro Sula a ver cómo había quedado el antiguo centro penal de San Pedro Sula. Un día después de haber comple­tado el desalojo, y hay videos de eso. De todo hay en la viña del Señor.

Dígame usted qué político en la historia de Honduras no ha recibido más ataque que yo. Yo creo que algunos creyeron que porque me iban a decir eso yo me iba a poner reaccionario y vio­lento con la gente, lo que no debe permitir uno es que lo desvíen de la línea de trabajo. Van a decir de todo mientras yo esté aquí porque quieren llegar donde nosotros estamos, ese es el punto y obvia­mente que no les ha gustado que pongamos orden.

El país necesita orden, necesita una ruta, no podemos seguir solo de un año a otro año. Tene­mos que tener una visión de futuro, una planifica­ción y construirlo. Usted cree que estuviéramos construyendo las carreteras y todo el sistema de infraestructura que estamos construyendo hoy. Si no hubiéramos puesto orden en las finanzas públi­cas hace 5 años, o si no hubiéramos mejorado los temas de seguridad, ahora viene las calificadoras de riesgo, los entes internacionales y dicen Hon­duras es referente, pero necesitamos que ese be­neficio le llegue a la gente más humilde. Necesi­tamos resolver el alto endeudamiento de la gente y eso no le gusta a algunas personas cuando yo lo menciono que se han lucrado de esto. Yo más bien les pido reflexión para que atendamos a la gente que más necesita y sé que hasta el día que yo esté aquí en la tierra va a haber unos que jamás me van a perdonar la extradición, jamás me van a perdonar poner orden en el tema tributario, jamás me van a perdonar poner orden en un sin número de des­manes que había en la administración pública, pe­ro yo creo que es lo mejor para mi país y les va a be­neficiar a ellos y a sus hijos y a sus nietos después.

¿Cuándo está solo en su casa o aquí en su despacho piensa en cualquier atentado contra su vida, tiene temor?

Atentados y amenazas de las que me doy cuenta, porque algunas veces no me cuentan. No solo es una vez, sino un sin número de veces. Yo soy de los que estoy convencido que antes que uno nazca Dios tiene un propósito para uno y yo creo firmemente que al igual que muchos hondureños a mí me ha tocado poner un granito de arena pa­ra que este país tenga una ruta para salir adelan­te y eso hay que hacerlo. ¿Que habrá consecuen­cias? claro que habrá consecuencias, pero Dios sa­brá y en manos de él nos ponemos. Pero mi con­ciencia me dice que siempre que he tomado una decisión lo he hecho pensando en que es bueno para Honduras.

Algunos con el tiempo entenderán que no fue nada personal, sino que fue un tema de poner or­den en el país y hay que seguir haciéndolo y espero que el Presidente o la Presidenta que venga a con­tinuar este proceso de que seamos un país civili­zado, con un buen sistema de seguridad, de edu­cación y de salud, competitivos, que florezcan los empleos y las oportunidades. Nadie dijo que iba a ser fácil, pero estamos dejando las bases para que este país valga la pena, para sus hijos, para los míos, para sus hijos y sus nietos.

En el Partido Nacional ya se habla de don Mauricio Oliva, Papi a la Orden, Ricardo Álvarez, Reinaldo Sánchez y don Porfirio Lobo que creó su movimiento ¿a quién le va a dar la bendición usted?

Quien tiene que darle la bendición es Dios nuestro creador a través del pueblo nacionalista. En lo que sí voy a coincidir en usted, es que sí hay candidatos dentro del Partido Nacional: Ricardo no lo niega, hablan de Reinaldo Sánchez, Tito As­fura, otros hablan de Olguita Alvarado, Jesús Me­jía, Jesús Flores.

¿Usted impulsa a Jesús Mejía y Olga Alvarado?

Su servidor Juan Orlando Hernández y mis colaboradores somos amigos de todos. Pero mi pregunta es ¿va a ser usted candidato del Parti­do Liberal, se va a enfrentar a Luis Zelaya, o se va a enfrentar a Salvador Nasralla, incluso Nas­ralla tiene un parecido a usted porque vienen de los medios de comunicación, y usted ya tiene he­cha una imagen. Incluso usted estuvo en el Go­bierno del Presidente Zelaya y una vez tuvimos un debate y fue muy respetuoso conmigo, aunque le pedían que me hablara más fuerte, pero dialo­gamos con altura.

Le pregunto por cuarta vez ¿va a ser candi­dato del Partido Liberal o va competir con Eduar­do Maldonado?

¿Es cierto que Reinaldo Sánchez ya tiene su bendición?

Todos son amigos míos. Sin embargo, hoy por hoy puedo decir que el Partido Nacional es el Par­tido más grande, beligerante y ordenado de Cen­troamérica. Es una efervescencia importante la que se vive y que debemos ver con mucha calma.

¿Cuál sería su fórmula y que usted recomendaría a los precandidatos de su partido para ganar?

Así como está de polarizado el ambiente, es importante lanzar puentes con patronatos, con iglesias, con sectores productivos, cooperativis­tas, empresarios de diferentes sectores, académi­cos, deportistas, ya comenzó esto. Pero yo he es­cuchado de todos, de todos me han dicho que ya comenzaron.

¿Y de ‘Papi’ ha escuchado?

También.

¿Qué piensa de ‘Papi’?

En mis tiempos es el mejor alcalde que he vis­to. Es un político muy diferente. No le gusta mu­cho el protagonismo mediático. Allí anda traba­jando. Creo que Ricardo tiene un afianzamiento muy fuerte en un sector del partido. Ese tema del café lo ha agarrado genuinamente y al ser el ca­fé casi un símbolo patrio, y la crisis del sector ca­fetalero, merece la preocupación del Gobierno y otros sectores. Reinaldo tiene una visión clara de cómo reinventar el Partido, a Mauricio Oliva na­die le cuestionó la reelección. Y le ha tocado un Congreso difícil.

Olguita representa una nueva generación y es mujer, de los mejores técnicos que tenemos en la parte electoral, y combativo es Jesús Mejía. Jesús Flores que es un nacionalista de antaño con mu­cho afianzamiento en el voto duro y Roberto Ra­món Castillo… gente que siente el Partido de ma­nera muy fuerte.

¿Cómo ve la candidatura de Pepe Lobo?

Creo que tiene derecho, parece que es impor­tante que participe. Me parece que el hecho que haya dado el primer paso manda un mensaje de que la democracia dentro del Partido es una ca­racterística que debemos seguir impulsando. Yo lo miro bien.

¿Qué piensa sobre la política del presidente Trump de fortalecer las medidas contra la migración en las fronteras, y sobre el tema del presidente de El Salvador, al no invitarlo a su toma de posesión?

Ese es un tema que le sirve al Presiden­te Trump en su proceso de reelección, y es una campaña contra la migración irregular, de pro­tección de la frontera. Le ha hecho planteamien­tos a México, a Guatemala, a Honduras y a El Sal­vador, a la migración cubana, es una política de orden general.

Desde 2014 dijimos que en el Plan de Alianza para la Prosperidad, por cada dólar que pusiera Es­tados Unidos, nosotros íbamos a poner 4, y al mar­gen de que lo hayan puesto o no, nosotros segui­mos nuestra ruta en el mejor interés de Honduras. La mejor forma es que tengamos empleo y oportu­nidades aquí y en eso vamos a seguir trabajando.

Vamos avanzando con el tema, pero eso re­quiere de relaciones entre los países. En el caso particular de El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, no quiere particularizar con ninguno. México, Panamá, República Dominicana, si algo me ha caracterizado, si algo ha impulsado su ser­vidor es la unión centroamericana comenzando por la integración económica. He ido a los países y en el mejor interés de El Salvador, Guatemala y Honduras está que tengamos mejores relaciones y obviamente es lo más provechoso para nosotros.

Cuando se llega a ser Presidente de un país, es Presidente de todos los pobladores y responde por todo ese pueblo y debe trabajar en el mejor inte­rés de su país. En el caso de Honduras, queremos trabajar de manera cercana para que los gobiernos locales y los pobladores del Triángulo Norte es­tén más cerca, y lo que ya comenzamos tiene una inercia que no se va a detener.

FRASES EN CON TEXTOS 

AGRO

Honduras se va a volver a convertir en el nuevo granero de Centroamérica”

ANTORCHAS

Tienen el derecho y los viernes hasta les sirven de relax”.

DEL FUERA JOH

Es una campaña or­questada por sectores opositores afectados”.

MEL DICE QUE NO CUMPLE

Habría que preguntarle en detalle, yo no participé en el Acuerdo de Cartagena”.

DE PEPE LOBO

Hay que entenderlo, hay que ser compren­sivo con él”.

COMENTA ESTA NOTA