Villanovenses sufren por la escasez de agua; hasta dos meses sin servicio – El País

Villanovenses sufren por la escasez de agua; hasta dos meses sin servicio

15 junio, 2019 | 4:40 am | Nacionales
Villanovenses sufren por la escasez de agua; hasta dos meses sin servicio

Los pobladores piden a Aguas del Valle tomar medidas urgentes para mejorar el servicio.

VILLANUEVA. Los pobladores de la “Ciudad que Endulza a Honduras”, vienen manifestando su preocupación y molestia porque en varios barrios se registran severas suspensiones en el servicio de agua potable.

Por ejemplo, vecinos del barrio José Cecilio Del Valle dijeron que tienen dos meses sin ver una gota de agua y cuando preguntan a los encargados de Aguas del Valle, no les dan respuesta, pero el recibo si es puntual.

Señalaron que se ven obligados a comprar botellones de agua purificada para bañarse, lavar platos y otros menesteres, ya que las pipas que venden el vital líquido lo hacen a altos precios, aprovechándose de la escasez.

Uno de los pobladores de Villanueva, subió a sus redes sociales una foto con unos botes llenándolos de agua en un río con el mensaje: “Aquí haciendo el trabajo de los incapaces de asaltos del Valle. Háganle un favor y retírense. No sigan haciendo más daño a Villanueva”.

Allan Martínez, uno de los denunciantes, informó del caso de unos parientes, a quienes Aguas del Valle manda doble recibo a una casa que también es pulpería, aduciendo que son dos sitios diferentes. En el negocio no hay ni una llave pero los recibos llegan puntuales y entre ambos suman unos 1,600 lempiras mensuales.

“Ya hemos hablado con los de Aguas del Valle y le hemos explicado que en el negocio no hay llaves. Vino una persona que ellos mandaron y tomó fotos y también miró que es la misma propiedad y Aguas del Valle dice que la propiedad tiene varias entradas, que por eso mandan dos recibos”, aseveró.

Igual situación se vive en otros barrios, como Cabañas, Martín Fajardo, Las Flores, La Victoria y La Independencia. Además, muchos se quejan de las respuestas que reciben de los empleados de Aguas del Valle: “A mí tampoco me llega” y “Hacemos lo posible”.

COMENTA ESTA NOTA