Ataque de “mareros y a “paisas” deja un fallecido y 40 heridos – El País

Ataque de “mareros y a “paisas” deja un fallecido y 40 heridos

13 junio, 2019 | 12:30 am | Sucesos
Ataque de “mareros y a “paisas” deja un fallecido y 40 heridos

Autoridades penitenciarias indicaron que la mayoría de los heridos pertenece a los denominados “paisas” o reos comunes atacados por integrantes de la MS-13.

LUCHA SANGRIENTA EN CÁRCEL DE TÁMARA

Para la pelea, acaecida a eso de las 2:00 de la tarde en el módulo de Sentenciados Dos, mejor conocido como “Casa Blanca”, los reclusos usaron armas cortopunzantes rudimentarias.

DISTRITO CENTRAL, FRANCISCO MORAZÁN. Un ataque perpetrado ayer de parte de miembros de la Mara Salvatrucha 13 (MS-13), contra reos comunes, denominados “paisas”, en el Centro Penitenciario Nacional de Támara en este municipio dejó como resultado alrededor de 40 reclusos heridos, lesionados, fracturados y un muerto.

El violento suceso se suscitó al filo de las 2:00 de la tarde, según el reporte de paramédicos, cuando los “mareros” ingresaron violentamente al módulo de Sentenciados Número Dos, mejor conocido como “Casa Blanca”, donde guardan prisión centenares de “paisas” o reclusos que no pertenecen a pandillas o maras.

Blandiendo armas hechas artesanalmente -como punzones, cuchillos y machetes- los “mareros” comenzaron a atacar a todos los reclusos comunes que se encontraban a esa hora fuera de las celdas.

La agresión fue brutal dentro de ese módulo, cuando los enfurecidos individuos perseguían a sus rivales, indicó una fuente carcelaria.

A los “paisas” que lograban alcanzar, los “mareros” les asestaban varias heridas en sus cuerpos, indicó un agente penitenciario. Alrededor de unos diez minutos duró la agresión violenta en el interior de “Casa Blanca”, cuando los “mareros” intentaban acabar con sus rivales.

De acuerdo con los mismos heridos, varios lograron defenderse con objetos y electrodomésticos que estaban dentro del módulo, al igual que a puño limpio. Se desconocen preliminarmente las razones que provocaron la revuelta.

EVITARON MATANZA

Afortunadamente, cuando ya se avizoraba una matanza dentro de la cárcel, varios agentes penitenciarios lograron reaccionar y procedieron a controlar la “riña masiva a muerte”.

En esos momentos ya se encontraban varios reclusos heridos en el rostro, dorso, tórax y otras partes. Enseguida, los uniformados procedieron a aislar a los atacantes, al igual que a los afectados.

Para ese instante, las autoridades penitenciarias ya daban aviso a los cuerpos de socorro para rescatar y auxiliar a los privados de libertad heridos. Los más perjudicados fueron trasladados rápidamente al Hospital Escuela Universitario (HEU) de Tegucigalpa a bordo de carros del Instituto Nacional Penitenciario (INP).

Sin embargo, cuando iban a ser trasladados al centro asistencial murió uno de ellos, quedando su cuerpo tirado en la “paila” de un pickup del INP. Por su parte, los otros trasladados fueron ingresados a la sala de Emergencia del HEU, donde los estabilizaron, pese a presentar múltiples heridas. Otros presos fueron llevados a un pequeño centro asistencial, ubicado en el Centro Penitenciario Nacional, más conocido como “El Hospitalito”.

Posteriormente, a los más graves también los remitieron al HEU a bordo de al menos seis ambulancias de la Cruz Roja y Cuerpo de Bomberos. Todos seguían ingresando con heridas cortopunzantes. Un total de diez presos fue trasladado al centro asistencial, durante la segunda tanda de rescate penitenciario.

HISTERIA COLECTIVA

A medida iban ingresando las ambulancias con reos heridos al hospital, las sala de Emergencia del centro asistencial resultaba insuficiente para atender a tanta persona. Para el caso, las camillas en que trasladaban a los pacientes se acabaron al ingresar varios “paisas”.

Como el espacio era insuficiente, las autoridades hospitalarias suspendieron las visitas de familiares que a esa hora se aprestaban a ver a sus pacientes ingresados por otras causas.

También otra situación que complicó la atención de los atacados fue que en las afueras del centro hospitalario se aglomeraron decenas de parientes de reclusos que guardan prisión en Támara.

Los familiares de los reos al no saber nada de sus seres queridos comenzaron a tambalear los portones perimetrales, con la amenaza de ir a revisar las salas y ver si se encontraban en ese lugar. Afortunadamente, varios psicólogos del hospital salieron a calmar la histeria colectiva que en ese momento ya se presentaba afuera.

En ese momento, la portavoz del nosocomio, Laura Schoenherr, confirmó que un reo llegó sin vida y fue trasladado a la morgue del centro hospitalario, donde permanecía ayer como desconocido, debido a que no portaba documentos personales al estar privado de libertad.

El Cuerpo de Bomberos y la Cruz Roja reportaron que todos los encarcelados ingresaron por heridas cortopunzantes.

ALGUNOS HERIDOS

1. Óscar Ariel Elvir
2. Edgard Ford (31).
3. Rafael Morales (41).
4. Reinaldo Rubí.
5. Jefrey Enrique Castillo.
6. Edwin Bayardo García.
7. Cristian Interiano.
8. Bryan Enrique Oliva.
9. Roni Hernández.
10. Nelson Enrique Varela.
11. Elmer Navarro López (30).
12. Iván Antonio Salcedo (40).
13. Francisco Samir Cabrera (26).
14. Carlos John Orellana (22).
15. Bayron Fabricio Cárcamo (28).
16. Marlon Orellana Escoto (39).
17. José Adán Zepeda (37).
18. Saúl Edgardo López (41).
19. German Edgardo Almendárez (26).
20. Osmir Eduardo Valladares (25).
21. Un fallecido de identidad desconocida.


“Ya tomamos las medidas”

El subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), German McNeil, confirmó que todos los heridos son privados de libertad conocidos como “paisas”, es decir que no pertenecen a las estructuras de “maras” o pandillas.

Comentó que ese tipo de riñas se han venido controlando, “pero los privados de libertad siempre se la ingenian para poder realizar este tipo de situaciones”.

McNeil dijo que “ya hemos tomado medidas en cuanto a lo que es nuestro reglamento de la institución.

También se está poniendo en conocimiento de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) para que nos pueda brindar todo el apoyo necesario y poner las respectivas denuncias ante las autoridades competentes”.

COMENTA ESTA NOTA