Capturan a sospechosos de incendiar vehículos de contratistas de EEH – El País

Capturan a sospechosos de incendiar vehículos de contratistas de EEH

12 junio, 2019 | 6:35 am | Lo más reciente
Luego de varios minutos, los bomberos lograron controlar las llamas en el plantel de Tranycop, pero el daño ya estaba hecho.

LA POLICÍA DICE QUE TAMBIÉN MASACRARON A CINCO JÓVENES

SAN PEDRO SULA. Agentes de la Policía Nacional y de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) capturaron ayer a tres jóvenes sospechosos de incendiar siete vehículos de la empresa Tranycop, ayer en la madrugada, así como 20 carros de una contratista de Empresa Energía Honduras y de participar en la masacre de cinco jóvenes.

Los detenidos fueron identificados como Cristian Gerardo Santos, alias “El Silencio”; Mártir Martínez y Luis Alfredo Gavarrete.

Según la policía, los detenidos son integrantes de la MS-13. El operativo de su captura se ejecutó en el barrio Las Flores. El comisionado Héctor Ruiz aseguró que los detenidos participaron en el incendio de siete cabezales de Tranycop; de al menos veinte carros de la empresa UT Redes, contratista de EEH, en un hecho ocurrido el jueves 6 de junio.

También estarían implicados en la masacre ocurrida la noche del domingo en la colonia El Porvenir, sector Lomas del Carmen, donde perdieron la vida cinco jóvenes.

Los tres jóvenes fueron detenidos ayer en la tarde. Dijeron ser residentes en el barrio Las Brisas, a unas diez cuadras de donde los aprehendieron.

Incluso tenían planificado ejecutar a dos jóvenes de la colonia Perfecto Vásquez, dijo Ruiz.

Durante la detención les decomisaron cuatro fusiles, una pistola, un revólver y otra arma tipo Uzi.

Además, cuatro chalecos antibalas, tres pares de botas e indumentaria militar. Testigos indicaron que la conflagración fue provocada la madrugada de ayer por varios hombres vestidos como militares.

Las llamas consumieron siete cabezales y dos contenedores que funcionaban como oficinas. El hecho se registró a eso de la 1:00 de la madrugada, en un plantel de Tranycop, sobre el bulevar del sur, cerca de la Central Metropolitana de Buses.

De acuerdo con información policial, los criminales vestían uniformes similares a los que usan los militares. Tras ingresar sometieron a los guardias de seguridad, rociaron combustible en los cabezales y les prendieron fuego, para despues huir.

Elementos del Cuerpo de Bomberos fueron alertados cerca de las 2:00 de la madrugada. El capitán Carlos Cruz, jefe de Operaciones de San Pedro Sula, indicó que el tiempo de respuesta fue corto, ya que el lugar del siniestro está cerca de una estación y, por la hora, había poca afluencia de vehículos.

Las llamas fueron controladas por tres unidades contra incendios y se emplearon seis mil galones de agua. En el incidente no se reportaron pérdidas humanas.

Entre las estructuras destruidas por las llamas, hay dos contenedores que funcionaban como oficinas de la empresa de transporte.

COMUNICADO

La empresa Tranycop emitió un comunicado en el que señalan que el hecho dejó “cuantiosas pérdidas económicas a nuestra empresa situación que amenaza los empleos que generamos desde hace 28 años”.

Explicaron que pusieron “en manos de las autoridades de seguridad la denuncia respectiva para que investiguen este hecho vandálico y que garantice la seguridad de las inversiones que generan desarrollo económico y social a nuestra población”.

“Como empresa reiteramos nuestro compromiso con nuestros colaboradores, clientes y con nuestro país. Seguiremos trabajando para brindar servicios inte  grados de logística y transporte terrestre de mercancías, garantizando en nuestra cadena de valor, los estándares de calidad que nos caracterizan, así como la protección, confiabilidad y seguridad a los clientes regionales y al comercio internacional”.

Las autoridades indicaron que los tres detenidos en San Pedro Sula llevaban armas y otros pertrechos militares.

Según la Policía, los tres detenidos habrían utilizado este vehículo que fue abandonado en la 16 calle, 4 y 5 avenidas del barrio Medina. 

DETENIDO EN COLÓN

Otra persona fue detenida en la aldea Nuevo Marañón, en Colón, a quien las autoridades acusan de quemar varios furgones el pasado seis de junio. A él se le decomisó un par de botas de uso militar, un pantalón de fatiga militar, dos rollos de cables grandes (cable de contenedor) y 22 cajas de bananos.

La indumentaria militar que se le encontró se le despojó a un soldado de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), durante la toma de la carretera a la altura de la aldea Guadalupe Carney, en Trujillo.

En Colón fue detenido este ciudadano, a quien la Policía le imputa haber participado en la quema de varios furgones.

Sikaffy: Daños a la propiedad privada ahuyentan a los inversionistas

El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, lamentó ayer la quema de siete rastras. “Me he dado cuenta de que han quemado cabezales, furgones, oficinas y esas cosas son lamentables para el país”, señaló.

“Eso lo que hace es ahuyentar la inversión y me preocupa lo que está pasando con la empresa Dole, que está en un momento de que pueden decidir salir del país, de una zona donde hay muy poca inversión y fuentes de trabajo”, indicó Sikaffy.

“Nosotros como hondureños tenemos que amar a nuestro país y en primer lugar buscar la paz entre nosotros”, agregó.

“Yo hago un llamado a los promotores de estos actos de violencia que cesen ya y que lo hagan por Honduras”, manifestó. “Si tienen amor por el país que cesen ya; todo el mundo tiene derecho a protestar y, lo reitero, de manera pacífica y sin violentar a terceros”, apuntó.

El dirigente empresarial dijo que “lo que vemos son los hechos; definitivamente, ponerle explosivos a un puente que va incomunicar un lugar ya es algo que nunca lo habíamos visto y eso es para nosotros un acto terrorista condenable y ojalá las autoridades les caiga con todo el peso de la ley a estos vándalos”.

Apuntó que la quema de camiones y de la propiedad privada es algo lamentable para Honduras y “lo que hace es que los inversionistas o los nacionales buscan otro lugares para invertir su dinero y eso preocupa”.

“Sentimos que se han cedido en un montón de cosas y ellos siguen pidiendo más. Tiene que haber un coto a estas cosas”, añadió. Sikaffy expresó que “estamos preocupados por la intransigencia de la gente que está haciendo esta clase de actos vandálicos que ponen en peligro la estabilidad y paz de los hondureños; con la salud de los hondureños no podemos estar jugando”.

El empresario señaló que “cuando se cometen actos vandálicos no se puede legitimar ningún movimiento, porque no se puede atentar con la vida de las personas”.

Indicó que “todas las luchas gremiales son justas, porque son derechos adquiridos. Lo que nosotros no podemos permitir es que vengan motivos políticos a inmiscuirse en estas luchas, porque  las deslegitimiza; nosotros no podemos permitir eso como hondureños”, expresó el titular del Cohep.

Pidió manifestarse pacíficamente, sin violentar los derechos de terceros y sin crear caos ni daños.


 

COMENTA ESTA NOTA