EE.UU. dice que no quiere guerra con Irán sino “disuasión” – El País

EE.UU. dice que no quiere guerra con Irán sino “disuasión”

22 mayo, 2019 | 1:10 am | Columnistas
EE.UU. dice que no quiere guerra con Irán sino “disuasión”

Francesco FONTEMAGGI y Elodie CUZIN

El gobierno de Estados Unidos parecía ayer pretender frenar la escalada militar con Irán tras dos semanas de aumento de las tensiones, al asegurar que privilegia “la disuasión, no la guerra” y haber logrado alejar las amenazas más inminentes.

Ante el escepticismo provocado por las acusaciones de Washington, que repite desde comienzos de mayo que la república islámica preparaba ataques “inminentes” contra intereses estadounidenses, el secretario de Estado Mike Pompeo y su par interino de Defensa Patrick Shanahan comunicaron a puertas cerradas a parlamentarios las informaciones de que disponen.

Los dos funcionarios no lograron sin embargo convencer a los legisladores demócratas, muchos de los cuales temen que la multiplicación de los despliegues militares estadounidenses en Medio Oriente genere un conflicto con Teherán.

“Se trata de disuadir, no de entrar en guerra. No estamos tratando de entrar en guerra”, dijo Shanahan a periodistas tras la audiencia en el Congreso.

Agregó que las medidas dispuestas por Washington habían permitido “evitar ataques”, fundamentalmente “contra las fuerzas estadounidenses” en la región.

El presidente Donald Trump ya había reducido el tono de la retórica el lunes. “No tenemos indicios de que vayan a atacar” intereses estadounidenses, dijo el mandatario un día después de haber lanzado uno de sus ataques verbales más fuertes contra Irán, cuyo “fin oficial” pronosticó en caso de agresión.

Los funcionarios del gobierno republicano no explicaron las razones del despliegue en el Golfo de un portaaviones, bombarderos B-52, un buque de guerra y una batería de misiles Patriot y del precipitado llamado a una partida de los diplomáticos en funciones en Irak. Según el senador republicano Lindsay Graham, favorable de una línea dura con Irán, Pompeo y Shanahan dijeron que se trataba de “una escalada jamás vista de amenazas”. “La fuerza militar enviada a la región sirve para disuadir a Irán de atacar a estadounidenses o nuestros intereses, no para invadir Irán”, afirmó. Dijo también que el gobierno de la república islámica había “coordinado y ordenado el ataque” a barcos y a un oleoducto en el Golfo.

El reciente ataque con drones a un oleoducto saudí fue reivindicado por los rebeldes yemeníes respaldados por Teherán, pero los autores de misteriosos “actos de sabotaje” contra cuatro barcos siguen siendo desconocidos.

– ¿Teherán detrás de los sabotajes? –

“Dados todos los conflictos que hemos visto en la última década y el alcance de los ataques, parece bastante probable que Irán esté detrás” de ellos, dijo Pompeo en una entrevista radial previa a la audiencia parlamentaria, acusando por primera vez a la república islámica.

Para el secretario de Estado, “lo más importante” es que Estados Unidos va a seguir tomando acciones para proteger sus intereses y que estas acciones sean disuasorias para frenar el “mal comportamiento de Irán en la región”.

“Todos sabemos que Irán es malo, pero ¿cuál debe ser la política” para hacerle frente?, preguntó en el Congreso el diputado demócrata Adam Smith.

Numerosos legisladores opositores acusan a Trump de haber favorecido el aumento de las tensiones al abandonar el acuerdo internacional con Teherán sobre sus planes nucleares, multiplicar las sanciones contra Irán y colocar a los Guardianes de la Revolución (el cuerpo ideológico del régimen) en la lista negra de organizaciones terroristas.

Algunos sospechan que el gobierno estadounidense exagera el alcance de la amenaza iraní para provocar una guerra.

El asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, uno de los halcones del Ejecutivo republicano, advirtió a inicios de mes de una respuesta “implacable” si Irán ataca intereses estadounidenses.

Tras las audiencias con Pompeo y Shahanan los demócratas insistieron sobre los riesgos de una escalada que conduzca a un conflicto abierto.

El senador Bernie Sanders, uno de los precandidatos demócratas a la Casa Blanca para 2020, manifestó su “gran preocupación” al ver cómo la situación va degenerando hacia una guerra, “de manera intencional o no”. “Y hablamos de una guerra que duraría mucho, mucho tiempo”, comentó.

Intentando calmar las aguas en el Congreso, Shahanan y Pompeo afirmaron que su “principal preocupación actual” es “evitar todo mal cálculo de parte de Irán”. “No queremos una escalada”, reiteró el jefe del Pentágono. “Tenemos numerosas maneras de mantener canales de comunicación” con los dirigentes iraníes, comentó a su vez el secretario de Estado.

COMENTA ESTA NOTA