México deporta a más de 600 hondureños sin documentos – El País

México deporta a más de 600 hondureños sin documentos

15 abril, 2019 | 6:40 am | Nacionales
México deporta a más de 600 hondureños sin documentos

Fueron dos vuelos los que llegaron desde México. En ellos llegaron 202 compatriotas.

EN SU MAYORÍA ERAN PADRES CON SUS NIÑOS 

Las autoridades aztecas advirtieron que el proceso de retorno de los compatriotas no se detendrá en Semana Santa. Los migrantes explicaron lo que sufrieron.

Autoridades del Instituto Na­cional de Migración (INM) de Mé­xico informaron de la deportación de más de 600 compatriotas, en su mayoría familias que viajaban con menores de edad, y que estaban en situación de estancia irregular en México.

Las autoridades migratorias hondureñas, confirmaron que re­cibieron dos vuelos con 202 perso­nas. Adicionalmente llegaron nue­ve buses con 400 personas, seis de Tapachula y tres de Acayucán.

El traslado vía aérea se realizó desde Minatitlán, Veracruz, hacia San Pedro Sula, en acuerdo con las autoridades hondureñas, “cum­pliendo con las normas y procedi­mientos migratorios vigentes”, se­gún un boletín del INM.

LO LAMENTAN

Un camino de miedo y sufri­miento, apiñados en contenedores, aguantando hambre y con miedo a perder su vida son parte de las his­torias que cuentan los hondureños retornados por México, donde los migrantes están siendo detenidos antes de llegar a la frontera sur de los Estados Unidos.

De manera regular, llegan des­de la nación azteca cerca de 16 bu­ses con un aproximado de 700 ca­trachos que regresan por Corinto, frontera con Guatemala, proceso de retorno que continuará duran­te Semana Santa.

Adicionalmente, el Servicio de Inmigración y Control de Adua­nas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), todos los días envía dos vuelos con hondu­reños deportados que llegan al Ae­ropuerto Internacional Ramón Vi­lleda Morales.

En el CAMR las familias reciben asistencia médica y comida.

Los hondureños retornados son recibidos en el Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR), de la ciudad de La Lima, donde ade­más de hacerles su registro migra­torio se les brinda alimentación, atención médica y kits de higiene personal.

El fin de semana, los retorna­dos, con sus rostros marcados por el cansancio y sus niños en brazos, relataron con frustración la odisea que vivieron en el camino y cómo fueron retenidos por agentes mi­gratorios mexicanos, enviados a centros de detención y posterior­mente retornados a nuestro país.

Muchos agradecieron a Dios poder regresar a su país con vida y no en ataúdes, como ha sido el ca­so de muchos de sus compatriotas que han fallecido en la ruta migra­toria mutilados por el tren, a ma­nos del crimen organizado y ban­das de extorsión o a causa de las in­clemencias del tiempo en el desier­to.

Tal es el caso de doña Olga Mel­gar, una sexagenaria originaria de Pimienta (Cortés), que fue a traer a su sobrino, un menor no acompa­ñado que vino en uno de los vue­los provenientes desde México.

“Es una honra y gloria del Señor poder recibirlo sano y salvo, por­que sabemos que ese trayecto es muy triste; sabemos que otras ma­dres lo han recibido en ataúd, sabe­mos que Dios hace la obra y lo he­mos recibido bien”, indicó.

Unos 400 hondureños llegaron en 9 autobuses.

“Para mí fue un poco compli­cado. Sufrimos en el camino y no fue fácil porque nos agarraron y sentimos mucha tristeza porque ya estába­mos cerca de la frontera”. Alejandrina Hernández, quien viajaba con sus dos hijos.

“Lo peor es cuando lo me­ten a esos camiones a uno, hasta 17 y 22 horas apreta­do, aguantando hambre, sin seguridad. Vamos a la mano de Dios, tenemos que cuidar­nos unos con otros”. Rodrigo Pérez, detenido en Puebla.

 22,160 HONDUREÑOS han sido retornados hasta el 5 de abril de 2019, principalmente de México y Estados Unidos, según datos del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras.

COMENTA ESTA NOTA