A negociar con el FMI – El País

A negociar con el FMI

8 abril, 2019 | 5:10 am | Editorial
A negociar con el FMI

El gabinete económico hondureño presentará al Fondo Monetario Internacional (FMI) el Programa Monetario (2019/2020) y el plan de rescate del sistema eléctrico durante una reunión en Washington, Estados Unidos.

Así que seguramente ese plan de rescate que socializa el nuevo zar de energía, ya contiene el último incremento de las tarifas eléctricas que tanto escozor ha causado entre consumidores y empresarios.

El país ocupa el certificado de buena conducta que da el tata Fondo y sus tías las zanatas para poder obtener desembolsos de la banca internacional. Sin acuerdo del FMI no hay confianza y cualquier esfuerzo que el país haga se puede desquiciar.

La vaina es que estas aves agoreras no cambian sus políticas para resolver los desequilibrios en los mercados en estos pintorescos paisajes acabados. Lo que el país ocupa es mejorar sus perspectivas por el lado de la poca oferta que hay de bienes y servicios. Ello se logra con políticas expansionistas de la economía que incentiven la producción y la generación de empleos. Sin embargo, la política del FMI es restrictiva orientada a contraer la demanda de subsistencia. A esos ajustes—en la ya pesada carga impositiva que aflige a la iniciativa privada— lo consideran saludable para el buen desempeño fiscal.

Según el Presidente del BANTRAL, el plan integral de rescate del sistema eléctrico, incluye la recuperación financiera de la ENEE, basada en un acuerdo con los generadores de energía en la renovación de contratos, acuerdo con la banca en el perfilamiento de la deuda y un nuevo plan de reducción de pérdidas.

Según el Programa Monetario, “la economía hondureña, medida a través del Producto Interno Bruto (PIB), registró un crecimiento en términos reales de 3.7 por ciento en 2018, impulsado por el dinamismo del consumo e inversión del sector privado, así como por la demanda externa de productos nacionales, principalmente de bienes para transformación (maquila)”. (A esas maquiladoras deberían exigirle que bienes que puedan abastecerse en el mercado nacional no los traigan dispensados del exterior, ya que eso es un abuso del sistema de exoneraciones e incide en contra de la generación de empleo nacional como repercute en contra de las actividades domésticas comerciales).

Según las proyecciones, “en lo concerniente al sector externo, la caída del precio internacional del café y la volatilidad observada en el precio del petróleo, incidieron en términos de intercambio menos favorables, por lo que el déficit en cuenta corriente reflejó un incremento respecto al año previo”. Lo que mantiene el soporte económico es el ingreso recibido por las remesas familiares.

 

TEMAS
COMENTA ESTA NOTA