Las industrias de hoteles y cruceros experimentan auge en el mercado turístico – El País

Las industrias de hoteles y cruceros experimentan auge en el mercado turístico

1 marzo, 2019 | 5:00 am | Económicas
Las industrias de hoteles y cruceros experimentan auge en el mercado turístico

HONDURAS. Hace diez años las aplicaciones de hote­les y aerolíneas estaban ape­nas llegando al mercado, Insta­gram no existía y la mayoría de los viajeros aún revisaba los pe­riódicos y revistas para identi­ficar la mejor opción para dis­frutar sus vacaciones. No obs­tante hoy, en 2019, la forma de hacer turismo y las preferencias de los viajeros son cada vez más exigentes; como muestra de ello es su tendencia a buscar “expe­riencias especializadas” que la industria hotelera y de cruceros les ha podido ofrecer en los úl­timos años.

El estudio de Deloitte Global “Perspectiva de viajes y hospi­talidad de Estados Unidos para 2019” señala que desde 2009 a 2017, las reservas de hoteles en el país norteamericano crecie­ron en un 6%, mientras que las reservas de cruceros aumenta­ron en un 5.2%, presentando un mayor auge que industrias co­mo las de aerolíneas, restauran­tes y renta de vehículos.

En el primero de los casos, los hoteles han mantenido un impulso sostenido después de la crisis financiera de 2008. En ci­fras, de 2009 al 2017, la industria pasó de generar $20 mil millo­nes a $29 mil millones; sin em­bargo, se prevé que para el 2019 los ingresos promedio por tari­fas diarias, disponibilidad de ha­bitaciones y ocupación tendrán niveles menores que los de 2018.

En el estudio se hace énfa­sis que, teniendo en cuenta este contexto, la creación de entor­nos hoteleros con la capacidad de capturar y aprovechar los microdatos de los huéspedes, es una gran tarea para integrar todo en un mismo ecosistema.

Además, los comercios que ofrecen hospedaje deberán de enfocarse en aprovechar las oportunidades de negocios. Por ejemplo, combinar hospe­dajes privados con las ameni­dades que ofrecen los grandes hoteles y viceversa, ofrecer ex­periencias de bienestar, y acti­vidades al alcance de un clic y a tiempo real.

En este último punto, cabe resaltar que la industria de acti­vidades de destino está lista pa­ra alcanzar los $183 mil millones en 2020, por lo que representan una gran oportunidad para que los hoteles conecten a los hués­pedes con las “experiencias úni­cas” que éstos buscan e impul­sen así sus ingresos.

En el caso de los cruceros el riesgo a una posible recesión no se vislumbra aún, por el contra­rio, las experiencias del nicho que tienen capacidad de ofre­cer, como recorrer largas dis­tancias e interconectar comu­nidades ofreciendo un grado de inmersión en éstas, hacen que la industria se proyecte como una de las preferidas por los turistas.

Las cifras lo demuestran, y es que pasó de generar $12 mil mi­llones en 2009 a $18 mil millones en 2017, lo que demuestra que el mercado se puede seguir expan­diendo si se enfoca en el nicho y la adquisición de nuevos clien­tes apelando a sus pasiones e in­tereses como la parte gastronó­mica, ecoturismo, y bienestar.

En la actualidad los estadou­nidenses representan el 55% de todos los pasajeros de cruceros a nivel global, no obstante, el mercado tiene un potencial de crecimiento masivo y las líneas de cruceros pueden beneficiar­se de adoptar estrategias a lar­go plazo para adaptar el produc­to y llegar al mercado chino que, en gran medida, sigue sin ser ex­plotado. En el estudio se hace la advertencia de que todos los ci­clos de expansión llegan a un fi­nal y que las marcas deben pre­pararse ante un posible descen­so de la demanda.

Se pronostica que el creci­miento en 2019 se desacelere a medida que aumentan los cos­tos, la escasez y las empresas disminuyan la inversión debi­do a la incertidumbre de la po­lítica comercial.

 “Las empresas de esta industria presentan el reto de desarrollar un oído agudo, capaz de entender sus diferentes nichos de mercado que van desde los exigen­tes, prácticos y autóno­mos millennials hasta la “nueva” generación de personas mayores con mejor calidad de vida y más energía para emprender aventuras seguras, guiadas y con­fiables”. Cristina Cubero, Deloitte.

COMENTA ESTA NOTA