La Muralla China frente al muro de Trump – El País

La Muralla China frente al muro de Trump

18 febrero, 2019 | 4:10 am | Columnistas
La Muralla China frente al muro de Trump

Ilsa Trinidad Díaz Espinoza
ilsadiaz_zelaya@yahoo.com

Frecuentemente, altos funcionarios y el mismo Trump se vanaglorian que van a construir un muro más efectivo y moderno que la Muralla China. La historia nos lleva a cientos de años atrás cuando las distintas dinastías chinas tomaron la decisión de proteger su frontera de más de 21 mil kilómetros a lo largo de 15 provincias, y defenderse de los ataques de los nómadas, mongoles, bárbaros, etcétera.

Esa muralla convertida ahora en franco deterioro es un paseo obligado para los turistas que visitan. Medía de 6 a 7 metros de alto y 4 a 5 de ancho. Se decidieron por un AISLACIONISMO VOLUNTARIO, y fue hasta el año 1605 que la última dinastía comenzó a recibir extranjeros y cuando el pueblo se rebeló contra el gobierno totalitario que les mantenía encerrados y les impedía salir, habiendo comprendido que era imposible en estos tiempos vivir aislados, y fue así como el siglo pasado adoptó reformas económicas, al igual que el resto del mundo y permitiendo a sus nacionales que se constituyeran en un verdadero baluarte económico que domina en gran parte de la económica del mundo actual.

EL MURO DE TRUMP, llamado así, porque no todo el pueblo norteamericano está de acuerdo con él, es una franja de tierra que cruza los estados de California, Arizona, donde han muerto millares al cruzar su desierto. Nuevo México y Texas en una extensión de 3,200 kilómetros contando con partes ya construidas por otros gobiernos, pero hay problemas, no solo los que tiene con el Poder Legislativo, porque muchos propietarios se niegan a la expropiación, otros están señalando grandes daños al cambio climático, y si bien se dará una reducción ante las drásticas e inhumanas medidas del ingreso de inmigrantes, el más grande daño que se dará será en lo económico, donde el intercambio comercial que naturalmente se ha establecido en ambos lados produce un millón de dólares diarios, además de la instalación de fábricas, maquilas y empresas donde se complementan los productos comenzados en un lado y terminados en el otro.

En esta era moderna ya no se sacrificarán millones de personas para construir una muralla. El muro de Trump que no es más que una bandera de su campaña política está diseñado por tres barreras de contención de hierro y otros metales, con iluminación de alta densidad, detectores de movimientos a toda hora, sensores, equipos de visión nocturna, vigilancia permanente en camiones todo terreno, helicópteros artillados, y drásticos tratamientos para los que osen cruzar. El costo será, según expertos, de 125,000 millones de dólares.

Todos sabemos que la población de los Estados Unidos está conformada por millones de inmigrantes. No se piensa cómo el gobernante va a lograr éxito parando la inmigración, mirando hacia adentro de su país, logrando que ya no haya violencia en las escuelas, crímenes execrables y atentados violentos, disminución en el consumo de drogas, no cometidos solo por extranjeros.

Los resultados para medir este proyecto podrán servirle o no a Trump para ganar una segunda elección o no con su política de aislacionismo voluntario. Esa es la agenda oculta que nadie quiere decirlo FRANCAMENTE, en un pueblo acostumbrado a vivir en libertad. En un año se podrán medir los resultados.

 

COMENTA ESTA NOTA