Un verdadero homenaje al amor… – El País

Un verdadero homenaje al amor…

11 febrero, 2019 | 8:05 am | Sociedad
Un verdadero homenaje al amor…
Instante del emotivo brindis por los novios.

SAN PEDRO SULA.– Una sali­da entre amigos cambió por com­pleto del destino de Tania y Án­gel, quienes cruzaron por vez pri­mera sus miradas gracias a la com­plicidad de Ángeles y Mario, dos amigos en común que sin imagi­narlo coprotagonizaron el inicio de una historia de amor que sur­gió seis meses después, culminan­do en una cita nupcial arrolladora­mente inolvidable.

Fiesteros, risueños y divertidos: así son los protagonistas de este en­lace. ¿La constante de su “sí, quie­ro”? Un óptimo reflejo de su perso­nalidad donde el encanto de la ele­gancia despuntó en su gran noche, haciendo de su velada un recuerdo imborrable, tanto para ellos como para quienes les acompañaron.

Para rendir homenaje a su histo­ria y formalizar su unión, organiza­ron la boda que soñaban con la ayu­da profesional de Scarleth y Lidabel Mena de la firma decorativa Acon­tecimientos. De esta manera, tras algo más de un año comprometi­dos, convocaron a los selectos in­vitados que figuraban en su lista a Angeli Gardens, donde reinaba el verde, y tuvieron la suerte de con­tar con una noche radiante, que les permitió enmarcar todos los mo­mentos en espacios exteriores y el salón La Poinsettia.

Así, la ceremonia eclesiásti­ca se celebró en los cuidados jar­dines del enclave, el aperitivo tu­vo la puesta en interiores como te­lón de fondo y el primer baile co­mo recién casados y la fiesta post­boda fueron bajo el reflejo de la luz de la luna y las estrellas.

Y, más allá del intercambio de alianzas, del primer beso como flamantes esposos, de la lluvia de burbujas o de los miles de abrazos cargados de sinceros sentimien­tos, uno de los momentos más es­peciales fue el emotivo brindis por la felicidad de los novios y el romántico instante que preparó la pareja para inaugurar la pista de baile: una extrema complici­dad que empezó mientras sona­ba “Perfect”, en un remix de Ed Sheeran y Andrea Bocelli.

La velada fue especial de princi­pio a fin. El cóctel de entradas fue un auténtico festín de sabores de abso­

luta calidad, gracias al chef de la ca­sa; de hecho, los invitados siguen re­cordando lo buenos que estaban to­dos los aperitivos y el toque espe­cial de los treats elaborados por Jos­sie Bakery y el pastel de bodas pre­parado exclusivamente para la oca­sión por Tatiana Recarte de Dulce Tentación, ¡fabuloso!

Fue una apuesta decorativa a ba­se de lienzos en blanco, rosas nude, hortensias verdes y eucalipto, jun­to con todos los detalles realizados sobre madera, cristales, chande­lliers, pedestales en dorado y mue­bles lounge, subrayando el mimo y la atención que se prestó a cada ele­mento y momento de la mágica no­che de esta pareja de enamorados.

Tania lució un diseño glamuro­so, elegante y clásico de corte eva­sé y escote retrato, de la brasileña Wanda Borges; un modelo de lar­ga cola elaborado en shantung ca­racterizándose por una caída per­fecta. Lo combinó con unos origi­nales zapatos de la línea de Sergio Selzer, en color dorado y con taco­nes de efecto cristal. Su look beau­ty contó con el justo ápice de sofis­ticación, de la mano de Mariela Bue­so y Rostros y Más, complementan­do su imagen de novia con una deli­cada tiara y una pieza que reflejó la exquisitez de su gusto: un accesorio empedrado en Swarovski de la casa Amirat que lució en su mano dere­cha ¡bello! Ángel apostó por ensam­blar su aparición de manera perfec­ta con la encantadora Tania, pues­to que personalizó al 100 su elección con un clásico traje de color azul y solapas asedadas en negro que com­binó con una corbata oscura…sen­cillamente ¡perfecto!

Sin duda, los novios hicieron todos sus sueños realidad. Su bo­da, tan deseada, superó cualquier expectativa convirtiéndose en una noche única e inolvidable, hacien­do brotar sonrisas y lágrimas de emoción. La magia estuvo presen­te a cada instante en la boda de Ta­nia Nathalie Portillo García y Án­gel Ramell Mencía Irías… un ver­dadero homenaje al amor…

COMENTA ESTA NOTA