Heidi mantenia una relación paralela cuando desapareció – El País

Heidi mantenia una relación paralela cuando desapareció

11 febrero, 2019 | 12:30 am | Internacionales
Heidi mantenia una relación paralela cuando desapareció

VERSIÓN TRASCIENDE TRAS INTERROGATORIOS DE JUEZA

El “Rey del Cachopo” sobre esa versión no dio ningún tipo de información.

ESPAÑA. En lo últimos tra­mos de la investigación judicial so­bre el caso de la hondureña Heidi­Paz, descuartizada por César Ro­mán mejor conocido como “El Rey de Cachopo” los interrogatorios de la jueza han descubierto que Heidi Paz simultaneaba otra relación, pu­blicó en su página web periodista­digital.com.

De cuerdo al portal de noticias Heidi Bulnes se fue con él en junio y se trata de la antigua pareja que te­nía antes que el “Cachopo”.

Un hombre que la maltrataba y al que ella se refería como muy vio­lento.

La defensa ha pedido que se vuelva a revisar dónde estaba es­te hombre en los momentos clave del crimen.

La noticia ha dejado conmocio­nados a todos los participantes en el caso.

El “Rey del Cachopo”, que per­manece en prisión preventiva como principal acusado en el asesinato y posterior descuartizamiento de su pareja, sostiene que una red mafiosa en la que participan policías corrup­tos terminó con la vida de su pareja.

NO DIO APORTE

El “Cachopo” no aportó un solo dato en su declaración ante la jueza que avale esa versión: ni un nombre, ni una dirección. Nada. La segunda declaración del principal sospecho­so del crimen de la joven hondure­ña Heidi Paz en el Juzgado de Vio­lencia sobre la Mujer número 6 de Madrid se produjo el 22 de diciem­bre, dos días antes del arranque de las fiestas navideñas.

En el juzgado, Román asegu­ró en varias ocasiones que sufría amenazas desde hacía meses por parte de una mafia relacionada con la extorsión y el tráfico de drogas. Unas presiones que vendrían vin­culadas a las obligaciones de pago que tanto él como su pareja habrían contraído con estos delincuentes. “Estoy preparando una carta para que puedan identificar y localizar a estas personas”, explicaba el res­taurantero, ahora en prisión pre­ventiva.

Sin embargo, antes de entregar el documento, antes de aportar un solo dato concreto que sirva para avalar, aunque sea con un mínimo indicio su versión, Román solicitó a la jueza que los agentes garanti­zaran la seguridad de su familia, y en concreto de su única hija.

UN TAXISTA Y UNA TENDERA

Román asegura que no acudió a la Policía a denunciar esas supues­tas amenazas por miedo, y que en fechas próximas a la desaparición de la joven recibió el aviso de que la iban a matar. Por el momento, no hay en la investigación indicio al­guno de la existencia de estas ame­nazas: ni en las cámaras de segu­ridad ni en las comunicaciones de Heidi Paz ni en las del propio Ro­mán, en un momento de la decla­ración el fiscal hizo notar una in­congruencia. Si el investigado te­mía tanto por la vida de su hija, ¿por qué desapareció pese a estar bus­cado por la Justicia sin avisarla y sin tener contacto alguno con ella o con quienes se encargaban de cui­darla?

Fue entonces cuando Román alegó que su falta de denuncia an­te las amenazas de muerte se de­bió a que, entre los miembros de la mafia que les buscaba, se encontra­rían agentes de la Policía Nacional.

En otro momento de la decla­ración dijo que su pareja había si­do amenazada de muerte en varias ocasiones.

COMENTA ESTA NOTA