Los sinsabores - El País

Los sinsabores

7 febrero, 2019 | 5:10 am | Editorial
Los sinsabores

El Grupo de Lima reconoce a Guaidó y le da la espalda a Nicolás. En la región a la autocracia solo le queda Evo, el comandante sandinista que también se encuentra en capilla ardiente, la neutralidad del uruguayo y del mexicano, la isla de los Castro y varios satélites del Caribe que se mueven con los subsidios del crudo venezolano. Con el triunfo de Bukele, acaba de perder su aliado de El Salvador. Tiene a los rusos, a los chinos y a los turcos que lo apoyan, para hacer el contrapeso a la ofensiva de occidente.  El grueso de la UE dio un ultimátum a Nicolás para que convocara nuevas elecciones. Vencido el plazo, 19 países de la UE “España, Portugal, Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Países Bajos, Francia, Hungría, Austria, Finlandia, Bélgica, Luxemburgo, República Checa, Letonia, Lituania, Estonia, Polonia, Suecia y Croacia, confirmaban en un comunicado conjunto que “reconocen y apoyan a Guaidó (…) a fin de que convoque elecciones presidenciales libres, justas y democráticas”.

No firman el comunicado Italia, Grecia, Rumania, Bulgaria, Irlanda, Eslovaquia, Chipre y Malta. Italia lleva la voz cantante, aunque con un dividido gobierno dentro del gobierno de coalición 5 Estrellas en contra del reconocimiento y Liga a favor. Eslovenia dio indicios que deseaba reconocer a Guaidó pero no ha formalizado su posición. La prensa española apunta que los reconocimientos cubren todo el espectro ideológico: Entre ellos “los gobiernos de derecha (Letonia), izquierda (Portugal) o liberales (Holanda), y a capitales euroentusiastas (Berlín y París) y euroescépticas (Londres, Varsovia, o Praga). Incluso hasta los más reacios a secundar a Guaidó como Austria o Hungría, se sumaron a última hora.

La diferencia con la postura norteamericana que se ha ido de frente contra Nicolás incluso sin descartar la opción militar es que la europeos la rechazan y han creado el denominado grupo de Contacto –junto a algunos países latinoamericanos– que propicia el diálogo.

Nicolás, ha respondido con frases hirientes cargadas del mismo discurso antiimperialista hacia los europeos advirtiendo que va a revisar su relación con todos ellos.  Agarró de encargo al presidente español del que dijo es “un pelele que se puso al servicio de la política guerrerista de Trump” adelantando que “si hay ‘golpe’ se va a llenar las manos de sangre como hizo Aznar en Irak”.  Como decíamos ayer. La autocracia, que dirigió la ofensiva en la OEA cuando a Honduras la condenaron al aislamiento, por el “golpe” —encubierto como sucesión constitucional irónicamente por los que hoy, disfrazados de demócratas, cuestionan a quienes restauraron la democracia durante esa etapa dolorosa— ahora comienza a paladear parecidos sinsabores.

 

TEMAS
COMENTA ESTA NOTA