"Lo que haga falta" - El País

“Lo que haga falta”

12 enero, 2019 | 5:10 am | Editorial
“Lo que haga falta”

Sigue el cierre parcial del gobierno federal de los Estados Unidos. Ya lleva varias semanas sin esperanza de pronto arreglo. Trump se levantó repentinamente de una reunión que sostenía con los líderes demócratas del legislativa. A los minutos en su Twitter anunció que ya no era necesario continuar sentado en la reunión por considerar que era “una total pérdida de tiempo”.  La líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, habían acudido a la Casa Blanca para intentar labrar un acuerdo y terminar con la parálisis presupuestaria en Estados Unidos, que se extiende desde el 22 de diciembre. Trump insistió en los 5,700 millones de dólares para construir un muro en la frontera y cuando se lo negaron se levantó y se fue de la reunión.

El vicepresidente Pence reiteró que “el presidente dejó clara su postura de que no va a haber ningún acuerdo sin un muro”. “Unos 800,000 funcionarios federales afectados esperan una resolución del conflicto que los tiene en ascuas”. “Muchos de ellos se encuentran en una baja obligatoria sin sueldo, que los enfrenta a graves problemas financieros que se agudizan con cada día que pasa”. Pero Trump afirmó estar dispuesto a mantener el cierre parcial de la Administración “el tiempo que haga falta”. Explicó que “el muro es una necesidad; todas las otras cosas, los sensores y los drones, son una maravilla, funcionan si tienes un muro”. “Si no tienes el muro, no importa; un dron no va a parar a un millar de personas de atravesar la frontera”.   “Dicen que se trata de una solución medieval. Es cierto. Es medieval porque funcionó entonces y funciona incluso mejor ahora”.

En su mensaje televisivo desde el Salón Oval dirigido a la nación el mandatario denunció “una crisis humanitaria y de seguridad creciente” en la frontera sur de EE.UU.” “Además de distintas agencias que han debido suspender algunas de sus funciones a raíz de la falta de recursos, alrededor de 420,000 empleados considerados esenciales han continuado trabajando sin devengar sueldo, mientras otros 380,000 permanecen en licencia, también sin remuneración”. No vayan a creer que todo eso es algo lejano que no afecta el patio doméstico. En la medida que la economía norteamericana sufre, más es el efecto negativo que tiene en la economía hondureña. Estados Unidos es el gran mercado para los productos de exportación y cuando allá estornudan a nosotros nos pega pulmonía. No es buen inicio de año. Con lo que sucede en Guatemala y en Nicaragua, y ahora la paralización de actividades gubernamentales en los Estados Unidos, aquí se sentirá la ola expansiva.

TEMAS
MÁS DE EDITORIAL
COMENTA ESTA NOTA