Banco Mundial avizora posibles tormentas para la economía global - El País

Banco Mundial avizora posibles tormentas para la economía global

9 enero, 2019 | 1:10 am | Columnistas
Banco Mundial avizora posibles tormentas para la economía global

Heather SCOTT

El conflicto comercial entre China y Estados Unidos, las mayores potencias mundiales, ya está provocando daños colaterales y amenaza con causar más perjuicios a la economía global, advirtió este martes el Banco Mundial (BM).

La desaceleración global está en marcha, a medida que crece la deuda pública y de las empresas, especialmente en los países más pobres, justo en un momento en que el alza de los tipos de interés encarece el crédito, destacó el Banco en su informe semianual sobre Previsiones para la Economía Mundial. El estudio es drásticamente más pesimista que hace un año, cuando la perspectiva era un crecimiento mundial sincronizado, con indicios y advertencias a implementar reformas “urgentes”, “imperativas” y “críticas”.

“La economía global está pasando por un periodo difícil. Los cielos se están oscureciendo y vemos que la economía global se está desacelerando. Los riesgos están creciendo”, dijo a la AFP Ayhan Kose, director del Grupo de Análisis sobre las Perspectivas. El Banco Mundial espera que el ritmo de crecimiento de la economía global se desacelere a 2.9% este año y 2.8% en 2020, ligeramente por debajo de las proyecciones anteriores y casi todas las regiones y los países sufrieron recortes en sus previsiones.

En el centro de las turbulencias, la economía estadounidense se espera que crezca 2.5% este año desde un nivel de 2.9% en 2018 y que después el crecimiento baje el ritmo a 1.7%.  La economía china también se está desacelerando en medio de las disputas comerciales y los expertos del Banco esperan que crezca 6.2% este año y el próximo. Kose, que dirige el equipo que dos veces al año traza las previsiones del banco, dijo que espera que haya una resolución de las tensiones, pero entre tanto aconsejó a los gobiernos que se preparen. “El crecimiento global sigue siendo robusto, pero el hecho de si va a haber tormenta o cielos claros, depende en gran medida de cómo reacciones los responsables de las políticas públicas”, dijo el funcionario.

 TENSIONES COMERCIALES

El banco considera que la probabilidad que haya una recesión en Estados Unidos es baja, pero incluso un pequeño tropezón podría tener un gran impacto.  Y si Estados Unidos o China se desaceleran un punto entero, esto recortaría el crecimiento global en la misma medida, con impactos nefastos para muchos países.

“Las tensiones comerciales ya están afectando la actividad en todo el mundo”, dijo Kose, que advirtió que la situación puede empeorar.

El informe recortó fuertemente los pronósticos para mercados emergentes claves en el entorno global como México, Sudáfrica y Rusia. Tampoco trajo buenas proyecciones para dos países muy apaleadas por una crisis cambiaria en 2018: Argentina y Turquía. El Banco Mundial pronosticó que América Latina, tras cerrar 2018 con un desempeño decepcionante con un crecimiento estimado de 0.6%, registrará una expansión de 1.7% en 2019.

Para Argentina el banco pronostica una contracción de 1.7%, un recorte de las perspectivas del PIB del país de 3,5 puntos porcentuales con respecto al informe anterior. Por el momento, India e Indonesia logran permanecer al margen. “Estados Unidos y China representan cerca del 40% del PIB global y representan un 20% del comercio global. Cómo resuelvan sus diferencias va a ser muy importante”, dijo.

El comercio es un impulso para el crecimiento y ha sido “un motor para reducir la pobreza”, indicó. “Nuestra esperanza es que estas diferencias sean resueltas, agregó. Pero la marcada caída de los mercados bursátiles al final del año mostró que la incertidumbre generada por las tensiones comerciales lastra la confianza y la inversión, indicó Kose.

 POLÍTICAS DE AMORTIGUACIÓN

Con un panorama de riesgos en alza, el Banco Mundial urgió a los países a prepararse, estableciendo cambios en el gasto, la inversión y los préstamos, para establecer “políticas de amortiguación” para poder enfrentarse a los vientos en proa. “Tiene que haber un sentido de urgencia”, dijo Kose. “En última instancia un marco de políticas robusto es el seguro más importante cuando hay una economía en desaceleración y con riesgos crecientes”, agregó el experto. El informe destaca con preocupación el aumento de los costos del endeudamiento para los países pobres.

 

COMENTA ESTA NOTA