Final de Libertadores se vuelve a suspender en medio del escándalo – El País

Final de Libertadores se vuelve a suspender en medio del escándalo

25 noviembre, 2018 | 11:26 am | Deportes
Final de Libertadores se vuelve a suspender en medio del escándalo

La partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors debió ser suspendido hoy por segundo día consecutivo en medio de un caos organizativo.

“El Presidente y el Consejo de la CONMEBOL decidieron en la mañana de este domingo la postergación del partido de vuelta de la final de CONMEBOL Libertadores 2018 con el objetivo de la preservar la igualdad deportiva”, indicó la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) en un comunicado.

“La nueva fecha de la final será analizada y decidida en una reunión en Asunción el martes 27 a las 10 de la mañana con los presidentes de los clubes finalistas, Boca Juniors y River Plate”, añadió el ente rector del fútbol sudamericano.

La Conmebol tomó la decisión tras un pedido de Boca de suspender la disputa del encuentro como consecuencia de la agresión sufrida por el plantel “xeneize” el sábado cuando se trasladaba en autobús al estadio Monumental de River.

“El Club Atlético Boca Juniors realizó este domingo una presentación formal ante la Conmebol para solicitar que la final de la Copa Libertadores se juegue en condiciones de igualdad, tal como se firmó ayer en el Estadio Monumental”, señaló Boca en un comunicado.

“Luego de los hechos de violencia sufridos en las inmediaciones del estadio, de haber constatado la magnitud y gravedad de los mismos y las consecuencias que han generado en el plantel, Boca considera que esas condiciones no están dadas y solicita la suspensión del partido, así como la aplicación de las sanciones correspondientes previstas en el Artículo 18, para que la Conmebol actúe en consecuencia”, indicó el club “xeneize”.

Tras el empate 2-2 en el partido de ida hace dos semanas, River y Boca debían disputar este sábado el encuentro por el título. Sin embargo, el autobús de Boca fue atacado con piedras por un grupo de aficionados de River y algunos jugadores sufrieron heridas.

El capitán de Boca, Pablo Pérez, sufrió lesiones en un ojo y otros futbolistas padecieron mareos debido al gas lanzado por la policía para dispersar a los aficionados de River.

Tras una jornada de múltiples discusiones e idas y vueltas entre las autoridades de seguridad argentinas y ambos clubes, la Conmebol decidió finalmente suspender hasta nuevo aviso la disputa de la escandalosa final.

COMENTA ESTA NOTA