Dentro de las piscinas los niños no sintieron la lluvia - El País

Dentro de las piscinas los niños no sintieron la lluvia

5 octubre, 2018 | 12:30 am | Lo más reciente
Dentro de las piscinas los niños no sintieron la lluvia

Pese a que el mal tiempo y temperaturas inusuales conti­nuaron ayer, muchas familias sa­lieron para darse un chapuzón en los diferentes balnearios de San Pedro Sula y alrededores.

A pesar de que desde tempra­nas horas pudo sentirse una bri­sa fría y la llovizna no cesaba, los niños y jóvenes no quisieron des­aprovechar y pasaron la mañana bañando, sin importar que po­drían pescar un resfriado. Pudo verse que aprovecharon las horas que pudieron para nadar y diver­tirse con sus familiares. Muchos adultos prefirieron no mojarse y se quedaron bajo cubierto de las champas, desde donde vigilaban a los más pequeños.

En la ciudad industrial el par­que acuático Zizima abrió sus puertas desde las 9:30 de la ma­ñana para que los visitantes dis­frutaran de sus albercas, toboga­nes, juegos extremos y restauran­tes. Los precios de este balneario son los mismos que ha tenido el resto del año: 110 lempiras los ni­ños y 220 lempiras los adultos.

Por otra parte, en el parque acuático Tío Dolmo, ubicado

en El Progreso, los visitantes tam­bién se vieron afectados con la lluvia, pero eso no fue impedi­mento para que disfrutaran un ra­to en familia. Este balneario abre a las 8:00 de la mañana y cierra a las 6:00 de la tarde. Los precios son 100 lempiras los adultos y 50 lempiras los niños.

También las principales pla­yas de la Costa lucieron llenas de turistas que se resisitieron a abondonarlas, a pesar de la llu­via que azotaba las olas del mar. Puerto Cortés y La Ceiba, regis­traron muchos visitantes ayer.

Los adultos optaron por quedarse en las champas.
Esta señora no perdió de vista a sus hijos. Se puso una toalla encima y los supervisó mientras bañaban.
Estos jóvenes que visitaron Zizima, gozaron en los toboganes que ofrece este parque a sus clientes.
Los ceibeños y visitantes disfrutaron de los eventos programados por restaurantes y discotecas.
Con sombrilla en mano muchos ciudadanos disfrutaron de paseos por las playas de Puerto Cortés.

 

COMENTA ESTA NOTA