Caen cabecillas de Pandilla la 18, uno se hacía pasar como médico - El País

Caen cabecillas de Pandilla la 18, uno se hacía pasar como médico

10 agosto, 2018 | 2:00 am | Sucesos
Caen cabecillas de Pandilla la 18, uno se hacía pasar como médico

SAN PEDRO SULA. Un fuerte golpe a la criminalidad propinó ayer la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), al capturar a tres persuntos integrantes de un grupo, entre ellos dos peligrosos cabecillas, quienes de acuerdo a la autoridad coordinaban acciones delictivas en el norte.

De acuerdo al informe preliminar, mediante acciones de seguimiento, se logró la captura en la preferencial colonia Trejo de esta ciudad a José Modesto Reyes Silva (alias “El Yónster o Ráfaga”) de 32 años, César Augusto Rodríguez Murcia (alias “El Despreciado o Extraño”) de 38 años y Johana Scarleth Ochoa Reconco (alias “Yoja”) de 26 años.

En el caso de Reyes Silva, se informó que es originario de Tegucigalpa y residente en la colonia Trejo de esta ciudad También es considerado como uno de los principales cabecillas de la pandilla la 18, quien se fugó de la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto de Támara, Francisco Morazán, el 21 de mayo de 2017, por lo que era uno de los más buscados por la Policía.

Este es el carné que portaba “El Yónster” o “Ráfaga”.

SE HACÍA PASAR COMO MÉDICO CIRUJANO

De acuerdo a lo informado por la FNAMP “El Yónster” o “Ráfaga” se hacía pasar como médico cirujano, ya que portaba un carné del Hospital Mario Catarino Rivas a nombre de Romel Samir Acevedo con el número de identidad 0101-1987-00371 y también usaba un chaleco de la Cruz Roja, para evadir retenes y pasar desapercibido ante las autoridades.

Lo anterior, se confirma con un vídeo que ya circula en las redes sociales donde se observa a “El Yónster”, como si fuera un médico cirujano del sistema de Salud Pública de Honduras, vistiendo una bata y portando un estetoscopio alrededor de su cuello. En tanto, “El Despreciado”, quien es originario de esta ciudad y residente en la colonia 15 de Septiembre de Chamelecón, según indicaron los detectives era uno de los coordinadores de la referida pandilla en ese sector.

Este estuvo recluido en la cárcel de Ilama, Santa Bárbara cononida como “El Pozo” por haber cometido el delito de portación ilegal de armas de uso comercial y portación ilegal de armas prohibidas y municiones, pero recobró su libertad el 20 de junio pasado.

Mientras que Johana Scarleth Ochoa, originaria de Tegucigalpa y residente en la colonia Flor del Campo de la capital, presuntamente también es integraante la referida estructura criminal.

En la vivienda donde fueron detenidos los antes mencionados, se encontró a tres menores de edad, hijos de la fémina, quienes fueron remitidos a las oficinas de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF).

Después de varios minutos de pedirles que se rindieran y salieran, los agentes ingresaron a la vivenda de donde los sacaron.

VARIOS DELITOS

El portavoz de la FNAMP en la zona norte, explicó que los capturados serán remitidos a la Fiscalía acusados por evasión, portación ilegal de armas fuego de uso comercial y prohibido, asociación ilícita, en perjuicio de la seguridad interior del Estado de Honduras.

“La operación se llevó a cabo por medio de una denuncia a nuestro centro de llamadas, donde nos indicaban que en la vivienda allanada se encontraban personas sospechosas y que mantenían armas; además, se logró establecer que el lugar era utilizado como centro de operaciones”, comentó.

Durante las acciones de seguridad se les decomisó 34 mil 700 lempiras, producto de actividades ilícitas, un fusil AR-15, un fusil M-16 con un subcalibre 9 milímestros y dos pistolas calibre 9 milímetros.

Igualmente, a los pandilleros se les incautó dos cargadores para fusil AR-15, 11 cargadores para pistola calibre 9 milímetros, 240 proyectiles calibre 9 milímetros, 68 proyectiles calibre 5.56 milímetros, 12 puntas de cocaína, un teléfono celular y un chaleco de paramédico de uso exclusivo de la Cruz Roja Hondureña.

Ese cuerpo de socorro aclaró que ninguno de los apresados forma parte de su personal.

Esta vivienda de la colonia Trejo, que hace poco habían rentado los pandilleros era utilizada como centro de operaciones.
COMENTA ESTA NOTA