Diario El País y las historias que han cambiado vidas – El País

Diario El País y las historias que han cambiado vidas

29 junio, 2018 | 8:20 am | San Pedro Sula
Diario El País y las historias que han cambiado vidas

Desde pequeños comerciantes hasta discapacitados han demostrado que no hay límites. Ellos son los héroes cotidianos que se ven reflejados en nuestras páginas.Sus historias, plasmadas en nuestras páginas, han tenido consecuencias positivas en sus vidas y en las de muchos compatriotas.

Un día como hoy nació en San Pedro Sula Diario El País, con una forma diferente de dar las noticias al compartir las historias de superación, ejemplo y motivación de muchos sampedranos.

Desde hace un año Diario El País se ha interesado por la gente trabajadora, que se esfuerza sin límites. Desde la mujer albañil, médicos, bomberos, taxistas, mecánicos, grandes y pequeños comerciantes de diferentes rubros, entre ellos algunos con discapacidades físicas, pero con mentes brillantes.

A la izquierda Gemma Racciatti, a la derecha Margarita Pérez, con labores distintas, pero ambas se han ganado el cariño de la gente.

CORAZÓN CATRACHO

San Pedro Sula ha albergado a varios extranjeros con corazón catracho, entre ellos Gemma Racciati, de origen italiano. Con más de 30 años de vivir en esta ciudad, ha apoyado a muchos jóvenes a través de becas. Actualmente es la presidenta del Comité de Apoyo de la Liga Contra el Cáncer.

Diario El País se interesó por conocer la trayectoria de Racciati sobre su labor social y especialmente el trabajo con los pacientes que padecen cáncer.

“Después que Diario El País publicara el reportaje, tuve la oportunidad de viajar a Italia, llevé varios diarios de esa edición y les enseñé que acá la gente tiene mucha necesidad y que estos pacientes no pueden costear los tratamientos del cáncer y logramos que ellos hicieran donaciones”, expresó Racciatti.

A SEGUIR ADELANTE

Ana Maribel Rosales, perdió un brazo a raíz de un accidente. Antes tenía una sala de belleza, pero al faltarle esa parte de su cuerpo ya no podía realizar los trabajos como estilista. Buscando emplearse decidió ser taxista VIP.

“Después que Diario El País escribiera la historia sobre mi vida, no se imaginan como he adquirido clientes. Aparte de eso la gente me felicita y me anima para que siga adelante. Estoy muy agradecida con el diario”, manifestó Rosales.

BUEN AMBIENTE

El espacio del negocio Uno K-fé, ubicado en la Villa Olímpica, ahora es insuficiente. A pocos meses de haber abierto las puertas al público, Diario El País destacó el lugar como muy acogedor, con una iluminación perfecta, el buen trato y la calidad del producto.

“Aquí no cabe la gente. Queremos ampliar el lugar, los clientes vienen y nos dicen, vimos en Diario El País sobre el negocio y en realidad es así como lo describen”, comentó muy alegre Mario Morán, propietario del negocio.

POSTRES FILIPINOS

Carlos y Maricris Rivera se conocieron en un crucero. Ella es filipina y él sampedrano. Dejaron sus trabajos para dedicarse a hacer recetas de postres filipinos y han logrado establecerse en el Bazar del Sábado. Diario El País escribió esta historia de amor y emprendimiento sobre sus vidas. “Enviamos el reportaje a Filipinas y mi mamá lo enmarcó y allá lo muestra con mucho orgullo”, dijo Maricris, mientras que Carlos confesó que le han llegado clientes de varias partes de la ciudad y de Tegucigalpa. “No solo leyeron la historia, sino que ganamos clientes”.

LA CHINA

Margarita Pérez, tuvo 13 hijos y es muy luchadora, tiene un taller  llamado: “Polarizados y Botaguas La China”, El reportaje de Margarita le ha valido el cariño, la admiracion y muchos clientes.


Ella es madre soltera y trabaja como albañil desde hace ocho años para mantener a sus cuatro hijos.

 

María Teresa Ponce paga sus estudios de medicina con la venta de candinga. Va de casa en casa.

 

Jóvenes que pelan guineos para sustentar a sus familias, orgullosos de tener trabajo para salir adelante.

 

Jorge Rivera se rehabilitó y dejó su silla de ruedas para trabajar como taxista y ganarse la vida.

 

Don Óscar es un mecánico, cuya discapacidad física no le impide movilizarse y trabajar.

 

Emily Rodríguez, la joven que cautivó a los hondureños por su belleza y labor como bombero voluntaria.

COMENTA ESTA NOTA