La violencia hace huir a hondureños; por extorsión y pandillas – El País

La violencia hace huir a hondureños; por extorsión y pandillas

25 junio, 2018 | 5:40 am | Nacionales
La violencia hace huir a hondureños; por extorsión y pandillas

Acnur: el Estado carece de capacidad de respuesta ante los desplazamientos forzados.

La extorsión, el reclutamiento de las pandillas que deriva en violen­cia son algunos de los factores que inciden para que las familias hon­dureñas emigren, dejando sus ho­gares según informó la Agencia de Naciones Unidas para los Refugia­dos (Acnur).

El informe presentado por Ac­nur y el Comisionado de Derechos Humanos en Honduras, asegura que en Honduras, el año pasado, al me­nos 700 personas abandonaron sus familias por causas ajenas a su vo­luntad. Añade que en muchos de los casos, los desplazados son familias completas, quienes aparentemente estarían huyendo por amenazas de muerte, extorsión, asesinatos de fa­miliares y el reclutamiento forzoso de niños y adolescentes.

Según la jefa interina de Acnur en Honduras, Lorena Nieto, al me­nos 59, 788 hondureños han solici­tado asilo en los últimos años, mien­tras que se reconoce a otros 14,427 como refugiados. La mayoría de quienes desertan buscan protección en Estados Unidos, Canadá y Méxi­co. Algunos en Costa Rica.

De acuerdo con Nieto, por el nú­mero de hondureños solicitantes de refugio, se asume que las personas no se sienten seguras en el país, pues no están logrando acceder a meca­nismos de protección efectiva, por lo que la decisión final es buscar esa protección en otros países.

Agregó que Honduras ha ma­nifestado avances en la materia, al asignar 13 millones de lempiras el año pasado, pero su capacidad ope­rativa de respuesta todavía carece de la estructura necesaria.

Enfatizó que lo anterior repre­senta un vacío, el cual debe ser lle­nado por la sociedad civil y la co­munidad internacional, mientras el Estado establece las bases para dar respuesta.

Indicó que en el país a diario se registran unos once asesinatos, efectuados por las pandillas y ban­das del crimen organizado, pues en los últimos años los niños y jóvenes estudiantes están siendo afectados de forma directa por la violencia.

Señaló que una de las principales limitantes es la falta de cifras reales sobre desplazados forzados por la violencia. En ese sentido, destacó lo significativo que es evidenciar el fe­nómeno, su magnitud y los sectores más afectados, para lograr respues­tas positivas de las acciones imple­mentadas.

COMENTA ESTA NOTA