Le aseguran varios inmuebles a exsubcomisionado y a su esposa

Le aseguran varios inmuebles a exsubcomisionado y a su esposa

Miércoles 16, Mayo de 2018 | 5:30 am | Sucesos
Le aseguran varios inmuebles a exsubcomisionado y a su esposa

El ahora prófugo fue depurado en agosto de 2016. Se le sigue investigación, ya que desde 2006 al 2017 aparentemente movió en el sistema financiero unos 913 millones de lempiras.

Varios allanamientos se reali­zaron ayer, en distintos sitios de San Pedro Sula, en los que se ase­guraron propiedades a nombre de un exsubcomisionado de la Policía Nacional y su esposa, quienes es­tán señalados del delito de lava­dos de activos.

Lo anterior se dio durante el desarrollo de la “Operación Dra­gón V”, ejecutada por la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de Depuración Policial (Ufadpol) y la Agencia Técnica de Investiga­ción Criminal (ATIC) del Minis­terio Público (MP).

El exoficial es José Orlando Lei­va Natarén, quien fue depurado de la Policía Nacional en agosto de 2016, pues se le sigue una investi­gación en un período comprendi­do de 2006 al 2017.

Entre lo confiscado a Leiva Na­tarén se encuentran varios bienes inmuebles, entre estos, dos lujo­sas residencias, una escuela, tres gasolineras y más de 50 cuentas bancarias.

Una de las empresas de José Leiva Natarén estaba presentando un movimiento financiero atípico. Es señalado por el delito de lavado de activos.

También, la sociedad mercan­til Corporación Natarén S.deR.L. (CONAR), dedicada a la compra, venta, distribución, importación y exportación de automotores y demás accesorios para vehículos.

Las averiguaciones, estable­cen que Leiva Natarén durante el período mencionado, junto a su esposa Nancy Patricia Sánchez Cruz, obtuvieron un patrimonio familiar atípico, pues llegaron a mover en el sistema financiero unos 913 millones de lempiras, te­niendo un incremento en sus fi­nanzas de 300 millones de lempi­ras, de los cuales, 282 correspon­den a las operaciones de la empre­sa CONAR, 15 millones del exofi­cial y tres millones de su compa­ñera de hogar.

Las cifras de dinero no con­cuerdan con las utilidades de la referida empresa, ni con lo de­vengado por el exsubcomisiona­do durante los 25 años de servicio en la Policía.

El exsubcomisionado aparentemente se encuentra en Miami.

En ese sentido, los fiscales de la Ufadpol y la ATIC, comenzaron a hacer diligencias para coordinar con agencias federales de Estados Unidos la detención de Leiva Na­tarén y Sánchez Cruz, pues apa­rentemente se encuentran en Mia­mi, Florida.

Omar Rivera, miembro de la Comisión Especial para el Proce­so de Depuración y Transforma­ción de la Policía Nacional, en tor­no al caso del exoficial, dijo que lo más revelador es la posesión de bienes que no son congruentes a los ingresos ordinarios.

Refirió que como el caso de Leiva Natarén y su esposa, hay va­rios similares, por lo que, tras te­ner la información, fueron remi­tidos en agosto de 2016 al Tribu­nal Superior de Cuentas (TSC) y al MP, por la vinculación a los de­litos de lavados de activos y enri­quecimiento ilícito.

En varios hoteles inspeccionados se encontraban migrantes víctimas de una red dedicada al tráfico de personas, liderada por dos policías de Fronteras.

DESARTICULAN BANDA

Por otro lado, la “Operación Dragón V”, también llegó a otras partes del país, con el propósito de arrestar a personas vinculadas en diferentes delitos, especialmen­te a miembros de estructuras cri­minales.

TRÁFICO DE PERSONAS

Para el caso, en medio de esa acción, se ejecutó la “Operación Mesoamérica II”, en la cual se lo­gró desarticular una banda dedi­cada al tráfico de personas que ac­cionaba desde América del Sur, Centroamérica, México y los Es­tados Unidos.

Los allanamientos se hicieron en Ocotepeque y Choluteca, por parte de la Fiscalía Especial de la Niñez, Dirección Policial de In­vestigaciones (DPI) y la Unidad Transnacional de Investigación Criminal (UTIC).

Según las investigaciones, la estructura criminal operaba tra­yendo personas desde otros con­tinentes y les cobraba hasta 40 mil lempiras para trasladarlas de ma­nera ilegal a Norteamérica.

En Honduras, usaban transpor­te público y hoteles para cometer el ilícito, pues el grupo delictivo estaba liderado por dos miembros activos de la Policía de Fronteras, quienes fueron capturados e iden­tificados como Nelson Ordóñez García y Norlin Vásquez Suazo.

Además de los policías, fueron arrestados Jorge Roberto Morei­ra, Rómulo Ismael Zepeda, Edi­th Ester Hernández y Óscar Saúl Chacón.

Las autoridades inspecciona­ron hoteles en Choluteca y Ocote­peque, empresas de transporte y viviendas, logrando rescatar a más de 50 migrantes de diferentes na­cionalidades.

Desde hace seis meses se ve­nían haciendo investigaciones, pues de acuerdo a los informes, la estructura criminal tenía co­mo cabecilla a una mujer identi­ficada como Martha Luz López, capturada en Guatemala y el mo­do de operar era traer ciudadanos de Etiopía, República del Congo, Bangladesh y Eritrea, pues en su mayoría ingresaba por Brasil con­tinuaba su camino vía terrestre hasta Norteamécica.

OTRAS ACCIONES

La “Operación Dragón V”, tam­bién sirvió para darle captura a otras personas en el ámbito nacio­nal vinculadas en diversos delitos.

“El Ministerio Público ha pues­to en marcha la “Operación Dra­gón V” con el propósito de desba­ratar bandas dedicadas al tráfico de personas y otros delitos. Tam­bién se ha secuestrado documen­tos en diferentes instituciones pú­blicas donde se está investigan­do ilícitos de abuso de autoridad, malversación de caudales públi­cos, falsificación de documentos, en los que se menciona a funcio­narios”, dijo el portavoz del MP, Elvis Guzmán.

Añadió que “se han hecho alla­namientos en combate al narco­menudeo y también inspecciones en postas policiales y en juzgados por acciones al retraso malicioso de justicia, violación de los debe­res de funcionarios y abuso de au­toridad, entre otros”.

 

Erick Montalván, Julio Sierra e Ingrid Hernández fueron detenidos en una “casa loca”, donde ejecutaron a una dama en un aparente rito satánico.

 

Más de 300 detenidos a nivel nacional se reportaron durante la “Operación Dragón V”.

 

COMENTA ESTA NOTA