World Vision: criar con ternura forma niños con mejores valores

World Vision: criar con ternura forma niños con mejores valores

Lunes 12, Febrero de 2018 | 6:40 am | San Pedro Sula
World Vision: criar con ternura forma niños con mejores valores

El taller fue impartido a maestros y personeros de varias instituciones. De acuerdo a expertos, los adultos se deben de reeducar para aprender la técnica y no afectar a los niños.

Con el objetivo de prevenir la violencia en los niños, ayer personal docente de los jardines municipales, Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), miembros de familias y de diversas organizaciones recibieron un taller de crianza con ternura, por parte de World Vision Honduras.

En el curso participaron 38 personas que se dedican a la educación en diferentes áreas. Los instructores del taller enseñaron técnicas de cómo educar a los pequeños sin maltratos ni otros métodos que generen violencia.

Óscar Paz, coordinador de proyectos de World Visión Honduras, dijo que el objetivo del taller de crianza con ternura, es elimirar el concepto de violencia en los pequeños, ya sea física, verbal o psicológica.

Refirió que esa práctica debe de comenzar en los hogares, pues de esa manera se pretende que los menores de edad eviten refugiarse en situaciones ilícitas. “Todos somos vulnerables a la violencia, pero debemos de empezar a reeducarnos para evitar seguir sufriendo y haciendo sufrir a otras personas por esa situación”, dijo Paz.

Añadió que “como Visión Mundial le estamos apostando a eliminar la violencia en la niñez, por lo que estamos formando a directores de jardines de niños, personal de la Dinaf, miembros de la organización familiar, que tiene la responsabilidad de formar a las parejas que van a contraer matrimonio, tomando en cuenta que tres de cada cuatro niños son víctimas de violencia, ya sea en la familia, en la escuela o en la comunidad, por lo que se vuelve una situación bastante compleja, pues son altamente vulnerables a sufrir cualquier tipo de violencia, incluso sexual, por lo que con el entrenamiento se les capacita para que cuenten con las herramientas para poder corregir a los pequeños de una manera diferente y positiva”.

Refirió que no solo los educadores deben de ser formados para poner en práctica la “crianza con ternura o respetuosa”, sino que también los padres de familia y otros parientes de los menores.

“Lo que queremos es que estos niños no busquen fuera de casa lo que les hace falta, como amor y cariño, por lo que van en busca de refugio por falta de esos elementos y otros, en situaciones ilícitas, por lo que se convierte en una falsa protección”, sostuvo.

REEDUCAR

Refirió que para poder practicar una crianza con ternura los padres de familia deben de reeducarse, o sea, darse cuenta que no es bueno para sus hijos, ejercer las mismas costumbres con las que ellos fueron criados y que marcó de alguna manera su vida.

“Esta metodología le permite a los adultos a enterder sus estilos de crianza, cómo fueron acompñados en su desarrollo cuando eran niños, por lo que de esa manera identifican algunas cosas positivas y otras negativas, por lo que desde esa realidad y reconocimiento, ellos aprenden a cuantificar el mejor estilo de acompañar a los niños, aprender a escuchar, a decir las cosas y a acogerlos, por lo que de esa manera se puede actuar ante cualquier situación que se vive de violencia y así protegerlos con cuidados tiernos y amoros que les permita un mejor desarrollo”, recalcó Paz.

ESCUCHAR Y DIALOGAR

Tomando en cuenta la recomendación anterior, los adultos podrán prepararse para enfrentar desafíos para comenzar un acercamiento con los pequeños para dialogar, escucharlos y comprenderlos porque son sujetos de amor y protección.

“Muchas veces el espacio donde deben de ser protegidos es donde resultan más dañados, porque es en los hogares donde hay más violencia, más golpes, hay insultos, entre la pareja y otro sin número de comportamientos que dañan el desarrollo de los hijos”, dijo Paz.

Manifestó su esperanza para que todas las personas que se están capacitando se conviertan en “embajadores de la ternura para poder ayudar a través de las escuelas de padres”.

“Desde antes que los niños nazcan se puede comenzar con la práctica de la ternura”. Óscar Paz

“El taller está basado en un modelo óptimo para educar a los niños”. Mizael Sánchez, Dinaf

“En las escuelas nos encontramos con casos de niños y estamos aprendiendo mucho”. Iris Osorto

COMENTA ESTA NOTA