Denuncian a sacerdote por supuestos abusos a niñas - El País

Denuncian a sacerdote por supuestos abusos a niñas

9 enero, 2018 | 4:40 am | Nacionales
Denuncian a sacerdote por supuestos abusos a niñas

A la izquierda el padre German Flores. Derecha, la joven Maryory Almendárez, quien falleció de cáncer el 19 de noviembre. (foto)

El señalado es German Flores, el párroco que el 27 de noviembre desapareció y su carro fue hallado en un barranco. Un día antes la madre de una de las víctimas lo había confrontado.

En su lecho, poco tiempo antes de morir, una bella joven habría revelado abusos sexuales supuestamente cometidos en su contra por el padre German Flores, el párroco de Danlí que desapareció el 27 de noviembre pasado y que reapareció ocho días después con una herida en el cuello.

Isis Almendárez, una joven de Jamastrán, El Paraíso, explicó que su hermana Maryory falleció el 19 de noviembre, a sus 27 años, víctima de cáncer, pero días antes ella relató los abusos sufridos cuando tenía 8 años de edad y estaba siendo adoctrinada por el padre Flores para hacer la primera comunión. Según la denuncia, además de Maryory, otras dos primas sufrieron los abusos cuando eran niñas, hace 17 años.

“La chineaba, le tocaba sus piernitas, les tocaba sus partes. Agarraba él sus manos para que le tocaran las partes a él y él las tocaba, las besaba”, indicó Isis a medios de comunicación de Danlí. Una semana después de la muerte de Maryory -el 26 de noviembre-, su madre abordó al sacerdote y le dijo “mi hija que acaba de fallecer le contó a mi otra hija que usted la había dañado cuando estaba pequeña”, relató Isis, quien explicó que varios miembros de la familia observaban la escena desde lejos. “Y entonces él le dijo ‘perdóneme, perdóneme, perdóneme por si alguna vez les hice daño’ y la abrazaba a mi mamá”.

El 27 de noviembre, un día después de ser confrontado por la señora, sucedió el percance en el que el carro de la parroquia conducido por el padre apareció en el fondo de un barranco y se dijo que él estaba secuestrado. “Inmediatamente se me vino a la cabeza: no, eso no es ningún secuestro”, relató Isis. Para ella, ese suceso podría tener dos explicaciones: el padre se quiso suicidar o bien quiso desaparecer.

SUSPENDIDO

El obispo de Danlí, José Antonio Canales, informó haber tenido contacto vía Whatsapp con las otras dos jóvenes que también habrían sido abusadas. Dice que las citó para el 5 de diciembre pero ellas no se presentaron. Osiris Lagos, prima de las ofendidas, dice que desistieron de asistir porque Canales les pidió que fueran solas, algo que ellas rechazaron.

El obispo reconoció que así había sido “porque son personas adultas, creo que las personas adultas no pueden venir como si fueran niños. Son mujeres adultas”. Confirmó que “el padre German está temporalmente suspendido del ejercicio de su ministerio sacerdotal”. EL PAÍS intentó hablar con el padre Flores, pero se informó que estaba en un retiro.

COMENTA ESTA NOTA