Secretario general ya no menciona repetir elecciones; en carta justifica su acción de inmiscuirse

Viernes 29, Diciembre de 2017 | 4:30 am | Políticas
Secretario general ya no menciona repetir elecciones; en carta justifica su acción de inmiscuirse

TEGUCIGALPA. En estos tér­minos, el secretario general de la Or­ganización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, responde a la nota enviada por la Misión Perma­nente de Honduras, que niega la po­sibilidad de aceptar un enviado es­pecial.

A continuación la misiva:

OSG/602-17

La Secretaría General de la Orga­nización de los Estados Americanos tiene el honor de dirigirse a la Misión de Honduras en referencia a su no­ta verbal SG/100/MH/2017 de fecha 26 de diciembre en la que rechaza la solicitud de enviar a un delegado de la OEA y expresa que:

La comunicación de la nota de re­ferencia de la Secretaría General se hizo el día 21 de diciembre a la Mi­sión de Honduras ante la OEA y re­cién se hizo pública vía twitter en el día de ayer dado que la misma res­pondía a requerimientos formula­dos por la sociedad civil hondureña y ONGs internacionales, fiel reflejo de la difícil situación que vive el país.

La nota era parte del esfuerzo pa­ra pacificar y detener las muertes, las que ya ascendían a 32 conforme a las denuncias contenidas en los anexos a la nota. Nadie ha hecho más por la paz y la estabilidad en Honduras desde nuestra primera misión en el 2015 que la Secretaría General de la OEA, eso consta al gobierno y al pue­blo hondureño.

OBSERVACIONES

Reiteramos, como lo señaláramos en nuestros comunicados de los días 6 y 18 de diciembre que hemos hecho nuestros los dos informes prelimina­res presentados por la Misión de Ob­servación Electoral. La Secretaría Ge­neral reafirma como válidas las obser­vaciones y conclusiones de la misma como quisiéramos que lo hiciera tam­bién el gobierno de Honduras. Los contenidos de nuestras comunicacio­nes son posteriores a los informes, re­afirman los mismos y hacemos válida para nosotros la información allí ver­tida. La sugerencia allí formulada, es completamente coherente con an­tecedentes de informes de las MOEs donde no se podía determinar con cer­teza un ganador del proceso electoral y en el marco de un llamado a la paz y de condena a la violencia, pronuncia­miento que hubiera sido muy impor­tante que hubiese contado con el apo­yo del gobierno de Honduras. La in­dependencia y autonomía de la MOE ha estado más que garantizada. La Se­cretaría General no ha intervenido pa­ra nada en los informes de la MOE si­no que por el contrario, la Secretaría General se ha expresado de conformi­dad con los informes de la Misión, las MOEs son siempre, en cualquier elec­ción, nuestra única referencia.

INFORME

Si ha habido presiones sobre la MOE violando su independencia, ha sido por parte de actores vinculados al gobierno, tanto que la MOE en algún momento consideró la eventual pre­sentación del informe en Washington por razones de seguridad. Nos llama la atención que la nota de referencia ha­ga mención a que la Secretaría Gene­ral pretendía asumir temas de la Co­misión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Por el contrario, queremos reafirmar también que se­ría muy importante que se permitie­ra inmediatamente la visita in loco de la CIDH a Honduras para hacer segui­miento de todos los aspectos vincula­dos a protección, vigencia y respeto a los Derechos Humanos en el marco de las protestas contra el resultado elec­toral presentado por el Tribunal Su­premo Electoral. La solicitud de la Se­cretaría General tiene que ver con co­metidos de temas institucionales, con el seguimiento de la situación del pro­ceso post electoral del país y pedidos recibidos para hacer que el “proceso de reconciliación nacional” tenga “las condiciones necesarias”.

Conforme al artículo 4 de la Carta Democrática Interamericana, Hondu­ras tiene la obligación de “la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y se­creto como expresión de la sobera­nía del pueblo”. Las responsabilidades que surgen de las irregularidades seña­ladas en los dos informes preliminares de la MOE, así como del informe defi­nitivo que le fue entregado a la Misión de Honduras, el pasado 23 de diciem­bre, son claras en cuanto a las irregula­ridades comprobadas. A mayor abun­damiento seguiremos analizando la in­formación y denuncias que surjan del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, así como de organizaciones multilaterales y organizaciones de la so­ciedad civil. Es de conocimiento gene­ral y no hay que seguir los pronuncia­mientos de los principales líderes polí­ticos opositores del país que los mismos no han aceptado el resultado electoral y que han planteado denuncias respecto al proceso, en diversos ámbitos nacio­nales e internacionales.

DIÁLOGO

La Secretaría General de la OEA desea diálogo incluyente y paz, justi­cia para todos los hondureños, la eli­minación de la pobreza y desarrollo económico para Honduras. En ese marco estaba realizada nuestra pro­puesta de enviado especial. Lamenta­mos que las comunicaciones referidas que han sido recibidas por la Secreta­ria General de la Organización no sean consecuentes con ese objetivo.

Una vez más y como lo hicimos en el 2015, hubiéramos sido fundamenta­les para lograr alcanzar una rápida es­tabilidad política y social en Honduras.

La Secretaría General de la OEA hace propicia la oportunidad para rei­terar a la Misión de Honduras las segu­ridades de su más alta consideración.

COMENTA ESTA NOTA