Comerciantes “cranéan” cómo pagar deudas; adíos a empleos de la navidad

Jueves 7, Diciembre de 2017 | 5:45 am | San Pedro Sula
Comerciantes “cranéan” cómo pagar deudas; adíos a empleos de la navidad

Como buenos sampedranos, los comerciantes buscan las formas de aguantar el “terremoto” causado por la crisis política. En algunos, el temor se ha apoderado de ellos, especialmente de quienes tienen sus negocios en el centro de la ciudad, debido a los enfrentamientos entre infiltrados en las protestas y los policías. Muchos propietarios optaron por cierres temporales de sus negocios.

Otros, aunque mantienen puertas abiertas, tuvieron que despedir a los trabajadores que habían contratado para la temporada navideña, porque las ventas bajaron considerablemente. El comerciante Roberto Reyes expresa preocupación porque aunque su negocio se salvó de ser saqueado, no ha “movido” casi nada en los últimos días.

“El día de los saqueos tuvimos que cerrar temprano porque tuvimos miedo que algo nos pasara, incluso tuvimos que llevarnos parte de la mercadería por si los saqueadores se metían al negocio, pues de esa manera no íbamos a perder mucho”. Cuenta que muchos clientes que llegan a comprar mercadería por mayor, llegan del exterior  de la ciudad, pero debido a las tomas de carreteras no han podido apersonarse a hacer sus respectivas compras.

“Preocupa esta situación porque uno tiene deudas y con las ventas bajas no podemos hacer los pagos correspondientes en los bancos y esa gente no espera. Tuvimos que despedir a las personas que habíamos contratado para la temporada navideña, porque hemos visto la baja en pocos días”. Roberto dice que los saqueos, quemas de peajes y otras situaciones que han acaecido, no han discriminado a ningún empresario.

“Nuestra mayor preocupación es que si esas personas que andan saqueando negocios y quemándolos vienen a los nuestros, no tenemos seguro de nada, y si ocurre algo, nadie nos va a responder. Quedaríamos en la calle”.

NO LLEGA NADIE

Rosa Alvarado comenta que están viendo las consecuencias de los disturbios, porque los compradores no llegan a los negocios. “Sí ha afectado esta situación, porque uno ve que los compradores no vienen y las ventas nos han bajado de una u otra manera. Hemos salido perjudicados”.

Mirna Hernández colocó ayer su mercadería para tratar de vender algo, porque desde el viernes anterior tuvo que permanecer en su vivienda por temor a que la situación empeorara.

“La gente no llega por temor. Tenía varios días de no venir, pero de esto vivimos y tenemos que tratar de salir adelante ante cualquier circunstancia”. Entre tanto, muchos propietarios de establecimientos han tomado sus propias medidas de seguridad para evitar saqueos.

Han colocado varillas, mismas que protegen las cortinas de metal para evitar que los fascinerosos se aprovechen de la situación e intenten robar los productos. En el centro de la ciudad se observan los grandes negocios aún cerrados, tras varios días de haber sido saqueados.

COMENTA ESTA NOTA